Educación integral: qué es y cómo aplicarla

Método Waldorf

La sociedad de hoy en día exige que los niños reciban una educación integral, que les permita desenvolverse con facilidad en el mundo actual. El aprendizaje no debe basarse en una simple adquisición de conocimientos técnicos o la memorización de datos que les preparen para el mundo laboral. Sino que debe comprender aspectos como las relaciones sociales, la igualdad, la educación artística o la física entre otros.

El término educación integral fue creado en el año 1993 por las Naciones Unidas en la Conferencia Mundial por los Derechos Humanos. Según recoge el documento oficial, lo que se pide es que “se oriente la educación hacia el pleno florecimiento de la persona y se fortalezcan los derechos y libertades de las personas, de forma que se puedan forman personas autónomas y respetuosas con las libertades de los demás”

En definitiva, desde hace algunos años se promueve una educación más amplia, en la que no existe tan solo la formación académica. Si no, que se fomenta una forma más amplia de educación que incluye el desarrollo cognitivo, emocional o social. De esta manera, se prepara al alumno para saber desenvolverse en todos los ámbitos de la vida.

Los principios de la educación integral

La educación integral puede y debe aplicarse en los diferentes espacios en los que se aplica la formación, es decir, tanto en la escuela, como en educación familiar o en los distintos centros donde se imparte cualquier tipo de aprendizaje.

Educación Integral

Muchos centros están hoy en día fomentando y trabajando con diferentes métodos que aplican la educación integral, incluso en los centros de educación infantil. Los principios de este tipo de educación se basan en:

  • Escuchar al alumno: Es fundamental escuchar a los niños, de esta forma, se puede conocer más sobre la personalidad del pequeño. Así, podrá recibir la información de una manera más propia a su forma de entender dichos conceptos. Además, hasta los niños más pequeños son capaces de ofrecer grandes lecciones.
  • La experimentación: No existe un método más efectivo para el aprendizaje que aquel que incluye prácticas reales. Es decir, el niño debe poder manipular, visualizar y en definitiva, experimentar con todo aquello que pueda potenciar su creatividad.
  • Fomentar la independencia: La autonomía les ayudará en su desarrollo personal y profesional, así como en la mayoría de los aspectos de la vida cotidiana.

Cómo aplicar este tipo de formación en casa

La clave está en el equilibrio, es decir, se trata de ofrecerle al niño todas las herramientas necesarias para que pueda descubrir y adquirir las habilidades necesarias para desenvolverse con éxito en las diferentes áreas de la sociedad. La educación integral consiste en mostrar los diferentes ámbitos de aprendizaje, sin forzar, ni adoctrinar en uno u otro camino, de forma que las capacidades sean variadas y adecuadas para la sociedad actual.

El hogar es la principal fuente de aprendizaje, por ello, debes ofrecerle a tu hijo distintas oportunidades para descubrir e interesarse por diversos aspectos. Por ejemplo, si muestra interés por la cocina cuando estás preparando la cena, permite que te ayude dentro de sus posibilidades. Explícale qué es lo que estás haciendo y cuáles serán los pasos siguientes para llegar al objetivo deseado.

juegos creatividad

Estimula su creatividad ofreciéndole diferentes materiales y permitiendo que experimente. No es necesario que adquieras materiales costosos, harina, legumbres, pinturas y papel son suficientes para desarrollar toda la imaginación.

Fomenta la autonomía y la independencia, dos aspectos clave en el desarrollo personal. Siempre a su lado pero permitiendo que el niño ponga a prueba su destreza e imaginación. Permite que el niño se frustre ante desafíos complicados, de esta forma estarás preparándole para su futuro como adulto donde tendrá que reponerse ante situaciones similares en muchas ocasiones.

Filosofar con los niños es una gran manera de hacerles pensar y buscar distintas respuestas a una sola pregunta. En el enlace encontrarás algunos consejos para filosofar con los niños, incluso, los beneficios que este tipo de actividad aporta al crecimiento personal del niño.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.