Educar contra la violencia de género es posible y necesario

Educar contra la violencia de género

En el camino para erradicar la violencia contra las mujeres, necesariamente nos tenemos que plantear educar a los niños en el respeto y por una cultura de la “NO violencia”. Teniendo en cuenta el entorno en el que vivimos, no es tarea fácil, pero si no lo hacemos así, probablemente los episodios de violencia de todo tipo serán cada vez más frecuentes. Según la definición del diccionario de la Real Academia Española, “Violencia” es cualidad de violento, y esto último (en una de sus acepciones) significa “Que se hace bruscamente, con ímpetu e intensidad extraordinarias”.

Es fácil entender que la violencia se ejerce de muchas formas, pero especialmente contra los más vulnerables. En este punto quizás nos perderíamos intentando explicar las causas culturales, sociales o físicas que convierten a las mujeres en blanco de la violencia; y precisamente explicaríamos bien poco, porque hay incluso quien cuestiona que una cualidad de lo masculino sea tener más fuerza física, por desarrollar más musculatura. El caso es que tampoco me interesa demasiado la IGUALDAD considerada aisladamente, porque en realidad todos somos diferentes a todos, y creo que el quid de la cuestión no es precisamente pretenderla. Otra cosa es la “igualdad de género”, como principio según el cual las mujeres son iguales a los hombres por ley, lo cual garantiza los mismos derechos y deberes.

Pero como siempre digo yo:

  • La igualdad de género todavía no es un hecho.
  • La diferencia (en otros aspectos no relacionados con el derecho, se entiende) es muy positiva; pero también se debe “hacer valer”
  • Un problema que tenemos hoy en día es la falta de respecto a los Derechos Individuales, en especial a los derechos individuales llamados de Primera Generación. Estos son el derecho a la vida, a la integridad personal, a la LIBERTAD individual, libertad de expresión, de reunión, e igualdad ante la ley. Incluso el derecho a la Propiedad.

Pues sí, de entre los mencionados más arriba, la falta de respecto a algunos de ellos (integridad personal, libertad individual, e incluso a la vida) está ocasionando episodios violentos. Y ahora sí, tengo que decir que esta violencia se está ejerciendo claramente contra las Mujeres, e incluso contra sus hijos, como forma de hacerles daño.

Repito: la prevención de la violencia contra las mujeres, es tan importante como la protección (real, se entiende) a aquellas que se encuentran en situación de riesgo

En general, la prevención de cualquier violencia es posible mediante la educación familiar, y un clima social en consonancia a los valores que se les está transmitiendo a los hijos. Diría que más que una educación demasiado específica, se deben revisar estilos educativos y comportamientos de los adultos hacia los niños. Por ejemplo: en un hogar en el que se humilla a los niños, o se les pega sistemáticamente, los pequeños están viviendo un clima de violencia, están aprendiendo que os conflictos, incluso las diferencias, se solucionan mediante la superioridad, la fuerza física. A continuación expongo las que yo considero…

Educar contra la violencia de género

Claves para una educación NO violenta

  • Respeta a tus hijos: sus necesidades, sus ideas, sus miedos. Acompáñales en su crecimiento sin forzarles.
  • Escúchales: al hacerlo descubrirás qué piensa acerca de las relaciones que mantiene con sus iguales.
  • Puedes re elaborar posible prejuicios formulándoles preguntas, o cuestionando desde la neutralidad; por ejemplo: “de acuerdo, fulanito te ha dicho que las chicas son tontas, ¿qué piensas tú de ello? ¿por qué crees que lo dice? ¿qué piensan tus amigas chicas de ello?”
  • Fomenta el diálogo en casa; no les escondas la realidad social (depende de la edad puedes evitarles la crueldad extrema, pero no pretendas que vivan en un mundo paralelo); emite TUS valores sobre lo que ves y escuchas; habla sobre el respeto a los demás.
  • Ayúdales a resolver conflictos SIN violencia: por ejemplo en las peleas entre hermanos, o entre varios niños que tengas en casa jugando. Para ello se deben escuchar todas las versiones de lo sucedido, y ofrecer alternativas válidas (que no impliquen acabar a puñetazos, claro está).
  • Supervisa los estímulos nocivos que reciben mediante la exposición a la tecnología (lenguaje grosero contra las chicas en un vídeo, violencia explícita, etc.). Evítalos si son pequeños, habla sobre ello cuando crecen y han visualizado un contenido que consideras inadecuado.
  • Fomenta que sean “libre pensadores”, que desarrollen una forma de pensar crítica hacia el mundo que les rodea. Ello también les permitirá cuestionarse la opinión de niños o adultos con los que se relacionan.
  • Tu hijo te observa, de hecho aprende más haciéndolo, que con lo que le explicas. Tenlo en cuenta: si les has gritado a tu pareja, o has “perdido los papeles con un vecino”, no tendrán validez tus lecciones sobre resolución de conflictos.
  • Al hilo de lo anterior, asume y visibiliza tus errores, muestra que te equivocas, y también que quieres y puedes mejorar.
  • Actúa como miembro de una Comundiad que eres. Coopera con la escuela cuando surgen problemas de violencia, acude a las acciones de formación que organizan, expón tu punto de vista, …

Como veréis, no he introducido dos aspectos, que si bien se vinculan a veces con la educación en igualdad, creo que tienen más relación con la responsabilidad, se trata de la colaboración en tareas domésticas (para mí es muy obvio: todos vivimos en la casa, todos compartimos el trabajo); y con la libertad, estoy pensando ahora en la libertad para jugar a juegos y con juguetes que ELLOS decidan (¿niñas con muñecos de acción, niños con bebés o al revés? no es tan relevante, siempre que sea su elección). Pero si queréis, en otra ocasión ampliaremos esta información.


Categorías

Consejos

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *