Efectos de las nuevas tecnologías en nuestros hijos.

Tableta niños

Las nuevas tecnologías forman parte activa de la vida de nuestros hijos. Son cada vez más importante el terreno que estas ocupan en su ocio y tareas diarias. Los avances tecnológicos son tan rápidos que en ocasiones nos cuesta asimilar tales cambios. Como padres debemos conocer los efectos que las tecnologías tienen sobre nuestros hijos.

Eliminar las nuevas tecnologías en la vida de nuestros hijos, no es la medida más recomendable, ya que estas nos aportan una serie de beneficios positivos que debemos tener en cuenta. La estrategia pasa por una adecuada regulación de los aparatos y contenidos que visualizan. Del mismo modo, debemos de controlar el tiempo de exposición a televisión, tabletas, ordenadores y videojuegos.

Efectos positivos:

  • Favorecen un aprendizaje más atractivo. A través de diferentes App pueden aprender conceptos escolares de forma divertida y amena. El carácter lúdico de estas aplicaciones les permitirá consolidar mejor la información.
  • Potencian diferentes áreas cognitivas. A través de ejercicios específicos diseñados por especialistas en psicología y aprendizaje, favoreceremos la atención y concentración. En diferentes web podemos encontrar una gran cantidad de ellas, como por ejemplo en Didactis App.
  • Mayor control parental de los hijos.
  • Acceso a información educativa y cultural de forma cómoda y sencilla.

Efectos negativos:

  • Aislamiento social. Las redes sociales empiezan a cambiar el modelo de nuestras relaciones con los demás. La facilidad para ocultar nuestra identidad y modificar aquello que no nos gusta ante los ojos de los otros, constituye un autentico peligro.
  • Visionado excesivo de conductas agresivas y violentas, lo que puede generar inadecuados patrones de aprendizaje.
  • Pobre desarrollo de las emociones. El aprendizaje emocional se va gestando a través de las relaciones sociales en los primeros años de vida, y se va perfeccionando a lo largo de esta. Si la comunicación directa se ve reducida, difícilmente podremos favorecer una adecuada gestión emocional.
  • Sedentarismo y riesgo de obesidad infantil. Las actividades tecnológicas exigen escasos movimientos globales del cuerpo. La escasa actividad motriz unido a unos inadecuados hábitos alimenticios, favorece la aparición de enfermedades de alto riesgo para la vida de nuestros hijos como la obesidad infantil.

 

 

 


Categorías

Varios

Marina Perez

Psicóloga infantil apasionada por el mundo de los más pequeños. Desde mi formación y experiencia con familias, ayudo a gestionar aquellas... Ver perfil ›

Escribe un comentario