Ejercicio de alta intensidad durante el embarazo, ¿es conveniente para todas las mamás?

ejercicio físico intenso

No hace mucho que resaltábamos la necesidad de realizar ejercicio físico durante el embarazo detallando los tipos de actividades más comunes. Y hoy querría presentaros un proyecto piloto realizado por científicos de la Universidad de Granada, que ha demostrado cómo el ejercicio de ‘alta intensidad’ también tiene beneficios.

La protagonista de esta noticia es una deportista llamada María Luisa Baena, a quien los investigadores han seguido exhaustivamente durante un año. En este período tiempo se ha quedado embarazada y mientras la gestación avanzaba, ella seguía entrenándose, y practicando atletismo, natación o ejercicios de musculación con pesas. Se sometió a diversas pruebas médicas durante el período.

Según un profesor del departamento de Fisiología de la Universidad mencionada, María Luisa estuvo entrenando hasta el último día de su embarazo, y el bebé nació a término y sanísimo. Señala también que se debería acabar con la creencia de que una mujer gestante esté enferma, y normalizar la práctica deportiva durante el embarazo.

Ahora bien, estas conclusiones provienen como he mencionado del estudio de un único caso, y no creo que se deba recomendar a todas las embarazadas que realicen ejercicio físico con intensidad, sino establecer consejos adaptados. Y digo esto porque cada persona tiene una forma física ‘de partida’ y unas capacidades diferentes. En caso de este tipo de deportes, creo es mejor consultar con el ginecólogo en cuanto el test de embarazo da positivo, para que de las recomendaciones oportunas. Por supuesto cada mujer, embarazada o no, es consciente de sus límites, aunque tengamos en cuenta la responsabilidad adquirida cuando se espera un bebé.

Es verdad que el sedentarismo no es bueno, porque puede condicionar la salud del bebé y de la madre, ya que está asociado a la llamada diabetes gestaciones. Vimos ayer por ejemplo en BebésMundo, que el ejercicio se relaciona con la prevención de enfermedades asociadas a la obesidad infantil. Y es por eso que resulta más que aconsejable el mantenimiento de un nivel de actividad física.

El profesor Gutiérrez indica que es mejor desterrar el miedo a la actividad física durante el embarazo, salvo que la futura madre tenga patologías previas (en cuyo caso urge aún más la consulta médica). Por su parte María Luisa Baena, tiene toda la información relacionada con su práctica deportiva en el embarazo, y busca editorial para publicar los resultados en forma de libro.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *