Ejercicios de embarazadas: cuándo es peligroso

Embarazada camina por un parque.

La embarazada debe practicar ejercicio moderado. Caminar no supone un gran esfuerzo físico y es muy positivo para la salud de madre e hijo.

El embarazo no debe condicionar la vida normal de una persona y tornar el día a día en sedentario y monótono. Conviene realizar deporte y ejercicios de embarazadas, sin embargo es necesario tener claro cuándo puede resultar peligroso. A continuación algunas pistas.

La embarazada y el ejercicio

Preservar la salud y velar por el bienestar propio y del bebé es esencial durante los nueve meses del embarazo. Falsamente todavía hay mujeres y familiares que consideran que el embarazo es una etapa en la que la vida normal debe modificarse y reducirse su actividad considerablemente. Realizar ejercicios de embarazadas de tipo moderado durante esos meses hace que se reduzca el estrés y se gane una sensación de plenitud. Se combate también el cansancio de los primeros meses y disminuye la incomodidad y los inusuales dolores.

La mujer embarazada puede y debe practicar deporte controlado sin problema alguno. Si ha hecho deporte anteriormente, conoce su cuerpo, sus limitaciones y está en un buen estado físico, con lo cual puede practicar ejercicios dentro de un orden y seguridad. Cabe no olvidar en esta rutina mantenerse hidratada y evitar temperaturas muy elevadas. Con ejercicios de embarazadas sencillos puede mejorarse la flexibilidad, la circulación, las molestias de espalda y la respiración.

Ejercicios de embarazadas

Embarazada practica yoga.

La embarazada puede hacer una rutina de ejercicios de yoga. Para alguien que no ha hecho deporte previamente puede resultar muy gratificante y revitalizante.

En el inicio del embarazo hay que consultar con el médico o matrona todas las dudas. Generalmente recomiendan hacer ejercicios que favorezcan el bienestar en esos meses. Nadar o caminar son actividades muy recomendables que no ponen en peligro la salud de la madre y el bebé. El aquagym, el yoga o el pilates adaptado al estado de la mujer también son muy beneficiosos. Puede hacerse una rutina de ejercicios en máquinas y de tipo aeróbico pero sin peso ni velocidad elevada. Hay que recordar comenzar calentando e ir aumentando tranquilamente el ritmo hasta que se considere, conociendo los contras y sin sobreexigirse.

Cuando no se ha hecho deporte con anterioridad al embarazo, serán los facultativos médicos y el instructor deportivo quienes recomienden un listado de ejercicios. Los tres primeros meses de embarazo son los más cruciales y se aconseja que el cuidado se extreme. La embarazada debe evitar los deportes de riesgo como el paracaidismo y aquellos que supongan contacto físico, impliquen saltos o gran esfuerzo como el boxeo o montar a caballo. También están contraindicados los deportes subacuáticos que supongan retener la respiración o la descompresión.

Contraindicaciones por salud para realizar ejercicio

Ante un embarazo de riesgo, como puede implicar un historial de parto prematuro, es importante hablar con el médico y seguir las recomendaciones que dé. Si existe probabilidad de que el bebé pueda sufrir o se pueda producir un aborto es primordial bajar el ritmo y seguir las indicaciones del profesional sanitario. Puede incluso prescribirse reposo absoluto.

Está totalmente desaconsejado practicar ejercicios ante sangrados, dolores o molestias musculares o articulares, mareos, problemas a la hora de respirar o cansancio severo. Lo mismo si la madre está diagnosticada de problemas cardiovasculares, hipertensión o tiroides. Conviene ser prudente en estos casos y extremar la precaución. Es muy importante vigilar el aumento de la frecuencia cardíaca, practicando o no ejercicio físico. Podría conllevar algún problema serio pasar de 120 latidos por minuto.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.