Ejercicios para el parto

El entrenamiento que debe sufrir un cuerpo en el embarazo para estar preparado para el parto, es similar al que produce un atleta en una futura competición. Para este proceso, existen igualmente los ejercicios indicados como para cualquier deporte a entrenar.

El momento del parto, requiere una preparación, una puesta en forma para cuando llegue el momento de que el cuerpo tenga que dar todo su máximo esfuerzo para dar a luz a una maravillosa nueva vida.

Para fortalecer a las futuras mamás, son algunos estos ejercicios:

kegels. Sirve para fortalecer la pelvis, es decir, todos los músculos que sujetan vejiga, útero, recto). Si mejoramos esta zona, la posibilidad de recuperación de los desgarros, será mucho mayor, además de que al mejorar la circulación, las hemorroides son menores y las incontinencias disminuyen. Para la práctica de este ejercicio, existen muchas formas:

sentada en el suelo, se aprietan los músculos de la vagina y se relajan. Vaya aumentando poco a poco las repeticiones, hasta llegar a 10. Con la práctica de una a tres veces al día, es suficiente

-manos y rodillas en el suelo (posición de gato), con los brazos rectos, se inspira apretando los músculos del abdomen y se bajan las nalgas hacia el estómago. Vuelve a la posición normal al espirar. Hacer varias repeticiones al ritmo de la respiración

-en posición de cuclillas (posición real del parto) frente al respaldo de una silla y agarradas a ella para mantener el equilibrio. Se contraen los músculos del abdomen, relajamos los hombros y elevamos el busto. Nos acercamos al suelo, como si fuéramos a sentarnos y dejamos el peso sobre los talones. Al levantarnos, ejercemos la espiración.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *