El ahogamiento

Los niños se pueden ahogar con tan solo 5 cm de agua, por ello, hemos de tomar precauciones, siempre son pocas las que se tomen, pues su cabecita cabe en muchos lugares que ni siquiera se nos ocurren.

La mayoría de los ahogamientos se producen en las piscinas, los niños han de estar constantemente vigilados para evitar accidentes. Estos datos, son los síntomas que se producen en caso de ahogamiento, aunque escalofriantes, deben de saberse:

-cuando un niño se sumerge en el agua por cualquier accidente, al pasar dos minutos, pierde el conocimiento

-a los 5 minutos, se produce daño cerebral

-pasados 10 minutos muere

Algunos consejos que hay que tener en cuenta son:

-los niños siempre han de estar vigilados por los adultos, sobre todo, cuando están en el agua o cerca de ella

-no está de más, hacer un curso de primeros auxilios, todavía más si tiene piscina en casa

-no hemos de confiar en los flotadores

-si tenemos una piscina, debemos de proteger la entrada con una reja de seguridad

-las personas que nos rodean, han de estar informadas de qué hacer en caso de accidentes

-si el niño se ha perdido, búscalo en primer lugar en la piscina o en los lugares donde haya agua,  pues los minutos son valiosos si ha caído en ella

Los pequeños, tienen mucha curiosidad y no son conscientes de los peligros que le rodean. El agua, es una de las atracciones más interesantes para él, por ello, hemos de tener especial cuidado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *