El baño del bebé paso a paso

Baño del bebé

Bañar al bebé es una tarea casi diaria que como madre tendremos que realizar pero, ¿Qué ocurre cuando se trata del primer bebé?. Cuando el bebé es recién nacido da miedo hacerle daño por haberle agarrado demasiado fuerte, por algún movimiento brusco, etc, por lo que el baño suele resultar dificultoso al principio.

Además de esto suelen surgir numerosas dudas sobre el baño del bebé, por eso hoy quiero explicaros cómo se hace paso a paso, verás como poco a poco tanto tú como el bebé os habituaréis pronto a esta nueva actividad y podréis disfrutarla juntos.

Primero preparamos lo necesario

Antes de comenzar vamos a ponernos al alcance todo lo que vamos a necesitar, que será:

  • Una toalla
  • Jabón líquido para bebés
  • Una esponja vegetal
  • Una gasa estéril y alcohol de 70º (Para curarle el ombligo, una vez curado esto ya no será necesario)
  • Crema o aceite hidratante de bebés
  • Un pañal
  • Crema específica para el culito del bebé
  • La ropa o pijama
  • Un cepillo de cerdas suaves
  • Colonia de bebés

¿Ya tienes todo? ¡Vamos con el paso a paso!

  • Llena la bañera con agua templada (unos 10 cm como mucho). La temperatura del agua debe estar alrededor de los 35ºC, para comprobar si está bien puedes usar un termómetro de baño o el método de la abuela, introducir el codo, si no sientes ni frío ni calor significa que está bien.
  • Desviste a tu pequeño e introdúcelo en el agua poco a poco para evitar que se asuste, recuerda que es una nueva experiencia para él y los ruidos, los movimientos, etc podrían asustarle. Agárrale pasando tu brazo por detrás de él, de modo que su cabeza quede apoyada en tu antebrazo y con la mano le puedas agarrar de la zona superior del brazo.
  • Ve mojándolo poco a poco y enjabónale la cabeza, enjuágale y pasa a enjabonarle el resto del cuerpo. Cuando le enjuagues dale la vuelta para limpiarle por detrás, puedes apoyar todo su cuerpo sobre tu antebrazo o, cuando sea más grandecito, podrás apoyar solo su pecho y él mismo se mantendrá sin problemas (aunque nunca debes dejar de agarrarle bien porque se moverá y puede resbalarse). Vuelve a enjuagarle y listo.
  • Pásalo a la toalla y envuélvelo bien para que no pase frío. Sécale dando suaves toquecitos y, una vez seco, podrás pasar a hidratarle con la crema o aceite, poner el pañal, vestirle, peinarle, etc. ¡Ya está limpito!.

Más información – Ya está aquí el bebé: Cómo puede ayudarte tu entorno

Foto: Times union


Categorías

Higiene

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *