El bebé comienza a respirar

Quizás lo más asombroso de la vida, es el nacimiento de un bebé. El parto es algo evolutivo que la misma naturaleza da lugar. Cuando un bebé llega al mundo, este comienza a poner en marcha todo su sistema corporal y una muestra de ello, es cuando recién nacido comienza a llorar. Esto significa que esté en perfecto estado, que ha comenzado a usar sus pequeños pulmones y que ha comenzado a respirar por sí mismo, esto supone una tranquilidad para todos los que asisten al parto.

Cuando esto sucede, los aspectos que dan lugar a ello son los siguientes:

-el bebé ha atravesado en el momento del parto, el cuello del útero y el conducto de la vagina, lo cual, le ha generado una compresión en su cuerpo que luego ha resultado de nuevo expandido, sobre todo, en la parte del tórax. Esto le sirve de gran estímulo para sus pulmones, los cuales comienzan a respirar de forma voluntariamente

-cuando este, está saliendo del cuerpo de al madre, siente dos temperaturas diferentes, pues la sala de parto, conserva una temperatura menor que la del útero (36,5 º C), además, su cuerpecito está mojado y le da sensación de frío. El bebé en ese momento, debido a esa sensación, abre la boca, algo que le sirve de estímulo para respirar. A esto se le añade el cambio de luz, los sonidos, los toques de las personas que allí se encuentran….

-cuando el cordón umbilical es cortado, la administración de oxígeno queda disminuida, esto hace igualmente que el organismo, reciba un nuevo impulso para que sus bebés comiencen a funcionar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *