El bebé resfriado

Cuando un bebé está resfriado, hemos de tener en cuenta que para él, esto supone un grave síntoma, pues es un cuerpecito en crecimiento que todavía no tiene bien formadas sus defensas, por ello, sus cuidados han de ser extremos. Ante esta situación, muchas mamás no saben como actuar, pero un buen consejo, es acudir al doctor inmediatamente, sobre todo, si el bebé presenta cuadros de fiebre.

Nunca hemos de caer en el error de abrigarlo demasiado, pues el calor extra no es necesario, lo que conseguimos con ello es que sude y se resfríe todavía más. Con su ropita habitual es suficiente, lo que tienes que asegurarte es que no esté en un lugar en donde haya corrientes de aire.

Has de estar alerta a la temperatura, cada dos horas se le ha de controlar si sube y apuntar los niveles más altos que va teniendo, por supuesto, ya debes estar ejerciendo el tratamiento del doctor. Cuidado con las fiebres altas, no dudes en acudir a la consulta de nuevo.

La higiene ha de ser extrema, pues ya hemos apuntado que el bebé todavía no está fuerte en sus defensas. Procura que sus manitas estén bien limpias y cada vez que vayas a tener contacto con él, las tuyas habrán de estar igualmente limpias.

La automedicación es un grave error, en estos casos, la ayuda del médico es imprescindible, pues las medidas necesarias en la medicación  han de ser justas.

Los períodos de incomodidad durante estos síntomas, serán indudablemente necesarios y normales. Llantos, desvelos… has de tener en cuenta que esto forma parte de su desarrollo. La duración es alrededor de 7 días, después estará como nuevo.

Más información- ¿Qué le pasa a mi bebé?: Signos que podrán indicarte si está enfermo

Fuente- Babycenter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *