El carrito ideal

El carrito para bebés no siempre va a ser aplicado a satisfacer las mismas necesidades. Muchas veces, los padres requieren de éste para mantener al bebé en una posición cómoda en los diversos ambientes de la casa. En otras ocasiones, en cambio, se utiliza para salir de paseo o a realizar ejercicios. Igualmente, aquellas familias que hayan experimentado nacimientos múltiples deberán orientar su búsqueda a lo que su realidad demanda.

Para los hogares que necesiten este útil con el objetivo de que el niño permanezca cómodo en cualquier sitio de la casa, se sugieren aquellos carros mullidos, acolchados y con varias opciones de posicionamiento. Por el contrario, para los padres que requieran salir a caminar o hacer ejercicios con sus hijos, deberán pensar en coches ágiles y livianos.

Las familias con mellizos las opciones de compra que ofrece el mercado son variadas. Si bien una posibilidad es la de adquirir un carrito para bebés común para cada hermanito, las empresas han pensado en los prácticos sillones dobles. Sin embargo, también existe una serie de detalles a tener en cuenta en esta elección.

Los carritos dobles suelen presentarse en dos opciones: alineados o uno al lado del otro. En el primero de los casos, los mismos ocupan menos espacio pero suelen ser incómodos al momento de atender a los niños en plena caminata. Por su parte, los carritos que están aparejados, son ideales para los primeros meses. Cuando los niños crecen, es probable que al situarse tan cerca, se molesten.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *