El castigo

Las madres tenemos la obligación de educar y es una responsabilidad saber como hablar y que decir a nuestros hijos cuando hacen algo mal,

Los castigos forman parte de la educación y debemos controlar que los mismos se nos vayan de las manos, pero ¿qué sucede cuando el niño no responde ni a castigos?

En ocasiones las palabras no bastan para explicarles lo que esta bien o mal y los castigos sabiéndolos utilizar funcionan para el buen comportamiento de los niños, tendrían que aprender que a loa próxima no lo harán pues saben lo que pasara, pero no se si el caso es que no tienen memoria, pero se suelen repetir varios días los mismos castigos por los mismos castigos.

Entonces es cuando las madres ya sin paciencia y nervios no saben que hacer ni como actuar, pues parece no valer nada su palabra para los niños, se rebelan y su mal comportamiento va en aumento.

Hasta nosotras mismas nos decimos para nuestro interior, que no vamos a dejar que vuelva a pasar, que vamos hablar mas con el, e intentar mediar.

Lo que si que os digo desde la experiencia es que aunque parezca que no nos entienden cuando les explicamos bien las cosas, si lo hacen y no es su propósito castigarnos con ese comportamiento, simplemente ellos el cansancio, rabia por el motivo que sea y enfado con nosotras las mamis, lo exteriorizan así, con llantos y pataletas, cosa que debemos corregir, pero ¿acaso no ven ellos a mas de un adulto perder los nervios o llorar?

Fuente: guía infantil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *