El cochecito del bebé

Ha llegado el momento de compra el carrito para el bebé y nos surgen muchas dudas ¿Cuál será el más indicado? Todo depende de la comodidad, de tu estilo y del más adecuado para él.

El más clásico, el de toda la vida, el modelo vintage, no ha variado mucho a través de los tiempos. Sus cuatro grandes ruedas con embellecedores de aluminio, lo convierten en un elegante carrito. Este gusta a las más conservadoras.

Si lo que te gusta es hacer deporte con el bebé, los cochecitos de tres ruedas son ideales, estas ruedas son mucho más grandes que las normales y está hecha especialmente para correr y trotar, algo que al bebé le beneficia, pues no siente demasiada velocidad ni le molestan los baches cuando tú vas deprisa.

Los gemelos también tienen sus coches especiales. Son más difíciles de encontrar, pero las tiendas especializadas no tienen problemas de adquisición. Los hay de dos, tres y cuatro plazas, según el número de bebés a montar en ellos.

Hay que pensar que si viajamos, los desmontables, son básicos para introducirlos en el coche, además de que sus varias piezas, te hacen convertirlo para cada situación y para conforme el bebé se va desarrollando y creciendo. Estos modelos tienen moisés, asientos para el coche, silleta… totalmente prácticos para cualquier ocasión.

Los colores ya son cuestión de modelos y marcas, los hay para mamás más clásicas o más modernas, los puedes escoger desde las gamas más claras a las más oscuras y de los colores más vivos a los más pasteles. Elige el que más te guste.


Un comentario

  1.   eder espin dijo

    Dónde puedo conseguir el coche para gemelos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *