El desarrollo del niño podría verse afectado por el uso temprano de antibióticos, según un estudio

El desarrollo del niño podría verse afectado por el uso temprano de antibióticos, según un estudio

Desde hace unos cuantos años, los médicos están advirtiendo sobre diversos problemas que trae el abuso de antibióticos. Un nuevo estudio añade todavía más información a lo que ya se sabía. El uso múltiple de antibióticos  en la primera infancia puede conducir al aumento de peso, al aumento del crecimiento óseo y la alteración bacterias intestinales, según un nuevo estudio realizado en por investigadores de la Universidad de Nueva York y publicado en Nature Communications.

 

Estudios anteriores ya han sugerido que la exposición temprana a los antibióticos pueden afectar la salud de un niño. De hecho, un estudio asoció el uso de antibióticos s antes de cumplir los 2 años con un mayor riesgo de obesidad en la infancia temprana, y otro estudio vinculó el uso de antibióticos en la infancia con un mayor riesgo de padecer artritis idiopática juvenil .

Sin embargo, los investigadores señalan que los estudios anteriores han llegado a sus conclusiones mediante el análisis de los efectos de las dosis bajas de uso de antibióticos en animales usando dosis menores de las usadas en humanas. Por eso, el equipo dice que la importancia de estos estudios  puede ser cuestionada.

Con esto en mente, los investigadores decidieron imitar el uso de antibióticos en la infancia en ratones. El equipo administró a ratones hembra jóvenes tres tipos de antibióticos comunes: amoxicilina, tilosina o una combinación de ambos antibióticos.

A los ratones se les dio el mismo número de prescripciones de antibióticos en las mismas dosis que el niño promedio recibe en los primeros 2 años de vida, y estos ratones fueron comparados con un grupo control que no recibió antibióticos.

En comparación con los ratones de control, los que fueron tratados con amoxicilina o tilosina o una combinación de ambos experimentaron una mayor ganancia de peso y desarrollaron huesos más grandes. El equipo encontró que los dos antibióticos también interfirieron con el microbioma intestinal -la composición de las bacterias intestinales- de los ratones. Los antibióticos alteraron las especies bacterianas presentes, así como el número de genes asociados con ciertas funciones metabólicas.

Los resultados revelaron que la tilosina tiene un mayor impacto en la madurez de las bacterias intestinales que la amoxicilina, y que este efecto se  fortalece cuando el número de ciclos de antibióticos aumenta.

El equipo encontró que las bacterias intestinales de los ratones que recibieron antibióticos parecen tener una menor capacidad para adaptarse a los cambios en el entorno.

Los investigadores señalan, sin embargo, que no está claro qué implicaciones pueden tener estas alteraciones a las bacterias intestinales y si se asocian con un mayor aumento de peso y el crecimiento óseo. Además, advierten que sus resultados se identificaron en ratones en lugar de los seres humanos.

Aún así, el equipo dice que sus hallazgos destacan el impacto negativo potencial  que la exposición a los antibióticos en la vida temprana puede tener en el desarrollo.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *