El duelo por la muerte de un hijo

El día en el que esa parte interna en la madre que pertenece solamente al hijo se altera, algo muere también en ella.

No hay nada peor que sobrevivir a un hijo. Pasar por la muerte del ser más amado es una experiencia terrible para una madre. Veamos cómo afrontar esa pérdida con algunas estrategias que pueden resultar de ayuda.

Vínculo madre e hijo

La relación entre madre e hijo es incomparable a la de otras personas y comienza a forjarse ya en el útero materno. Madre e hijo están unidos y conectados por el cordón umbilical y fuera, esa intimidad y apego persisten. Suele decirse que un hijo es la prolongación emocional de una madre, por lo que cuando eso desaparece por diferentes circunstancias, las piezas rotas no vuelven a encajar. Sufrir las pérdida de un hijo por enfermedad, accidente, por circunstancias más trágicas…, se convierte en un duelo que difícilmente termina.

Una madre está presente en la vida de su hijo: le alimenta, consuela, protege, comprende, escucha, apoya… El día en el que esa parte tan interna de una desaparece, algo muere también en la madre. Afrontar algo así es tremendamente complicado, más aun superarlo. Es normal que muchas personas que rodean a la madre afectada intenten consolarla, animarla o distraerla en su duelo, sin embargo, el tiempo y el proceso debe llevarse a su ritmo y con mucho tacto. La ayuda profesional también se convertirá en un soporte vital.

Duelo y estrategias para la madre

Generalmente estas madres se sienten culpables por continuar sus vidas y no desean verbalizar sus sentimientos, agravando así el daño.

Solamente alguien que ha pasado por lo mismo puede empatizar con la madre. Es habitual encontrar a gente que ha perdido y que está pasando el trance por la desaparición de algún ser amado, pero la pérdida de un hijo es la pena más grande que puede ocurrir. Es muy complicado para esa mujer afectada hablar de ello, porque eso supone revivir el dolor, recordar, sufrir. No obstante. en el momento en que logre hacerlo, logrará avanzar. Seguramente no cierre nunca esa etapa pero sí podrá mirar hacia adelante con mayor estabilidad y confianza.

Para la madre es necesario exteriorizar sus sentimientos, no reprimirse ni fingir. Guardárselo para sí no hace más que agravar el dolor, quizás la culpa o la ira. Son muchos los estadios por los que pasa un doliente, por lo que hablar con su círculo cercano o con familiares de víctimas resultará reconfortante. Nada puede devolver esa felicidad plena, pero marcarse pequeñas metas será algo motivador y que dará empuje.

Muchas madres se sienten culpables por rehacer sus vidas, cuidar de sus hijos o tener otros. En ocasiones incluso no logran perdonarse no haber mantenido al hijo con vida y con ellas. Lo más acertado es pensar que quien no está físicamente sí estará siempre en el recuerdo. Otros hijos no reemplazarán nunca al que se fue pero sí dará aliento y razones para continuar. La madre ha de mirar hacia el futuro con la tranquilidad de que ha amado incondicionalmente. El lazo y sentimiento es recíproco y notorio por parte del hijo.


Categorías

Familia

Ana María Longo Silva nació en Bonn (Alemania) en 1984 y es hija de padres gallegos y emigrantes. Licenciada en Pedagogía en 2006 por la Universidad de Santiago de Compostela, también posee formación en coaching y liderazgo personal, psicología infantil, inteligencia emocional y trastornos emocionales. Colaboró en Woman Actitud, donde destaca el artículo “Vivir”, publicado en 2015. Entre 2007 y 2016, ha realizado trabajos esporádicos como cuidadora infantil y profesora particular, por lo que los niños han sido y son un referente en su vida. Amante del cine, la música y viajar, Mommy: amor en uso es su primer libro editado. Le sigue Mamá...: ¡Teta! Lactancia materna. Actualmente, reside en Palma de Mallorca. Está casada y es madre de una preciosa bebé, quien le ha despertado el deseo y el valor para publicar. Actualmente también es redactora en la revista Bekia y colabora en el blog Madres Hoy, publicando sobre temas de maternidad, una temática que le fascina y a la que dedica el tiempo completo. Con su trabajo quiere apoyar y ayudar a madres primerizas y futuras madres. En cuanto a sus proyectos, tiene pendiente publicar un libro sobre el comportamiento humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.