El efecto relajante de los abrazos de los padres en los bebés

De siempre se ha sabido que los brazos de unos padres son esenciales para que el bebé pueda comer o dormir sin problemas, ya que el bebé se siente arropado y seguro al sentir a su padre o a su madre. El contacto piel con piel hace que el pequeño se sienta tranquilo en todo momento. Aparte de ello, diversos estudios han afirmado que los abrazos de un padre o de una madre son el mejor relajante para un bebé.

No hay nada mejor que un buen abrazo para que el pequeño se sienta tranquilo y relajado en todo momento, sobretodo si se encuentra demasiado nervioso. Es algo que se podía dar por supuesto, pero que un estudio realizado por investigadores japoneses ha confirmado hace unos meses.

La importancia de los abrazos en los bebés

Como ya te hemos comentado más arriba, dicho estudio fue realizado en Japón por una serie de investigadores de este país. En dicho estudio se analizó la frecuencia cardíaca de los bebés cuando se encontraban en los brazos de sus padres, comparándola cuando los pequeños eran sostenidos por otras personas diferentes o ajenas.

Desde siempre se ha considerado que los abrazos entre adultos tienen múltiples beneficios como es el de dar paz, tranquilidad o calor. Si una persona está demasiado nerviosa o intranquila por cualquier motivo, un abrazo de un amigo o de un familiar es un método perfecto para conseguir un poco de tranquilidad. El aliviar tensiones a través de un abrazo siempre es recibido de buena manera por cualquier persona.

En el caso de los bebés, el efecto relajante y tranquilizador que reciben gracias a los abrazos, deben provenir siempre de los padres. El contacto de piel con piel con gente diferente a sus propios padres, no da el efecto deseado y suele poner mucho más nervioso al propio bebé.

Dormir con bebés

El poder relajante de los abrazos de los padres

Volviendo al estudio, hay que indicar que los bebés de cuatro meses de edad en adelante, mostraban un aumento importante de la frecuencia cardíaca cuando eran cogidos por los brazos de personas ajenas. Mientras que en el caso de los padres, el pequeño se relajaba y sus latidos bajaban de intensidad. El sentir en todo momento la piel de sus padres además del propio calor, tiene un efecto relajante y tranquilizante en los más pequeños.

Aparte de quedar totalmente constatado que los abrazos de los propios padres son el mejor remedio a la hora de relajar y tranquilizar al bebé, el mismo es capaz de reconocer a sus propios padres por el mismo hecho del roce de piel con piel. Este hecho se da a partir de los cuatro meses de edad, ya que antes el bebé no es capaz de reconocer a su propia madre o padre a través de un abrazo.

Este estudio tira también por tierra la creencia popular de que coger a un bebé constantemente en los brazos, lo malcría. Según lo visto, los brazos del padre o la madre son necesarios para el bebé ya que de esta forma se siente protegido, arropado y tranquilo por la presencia de sus padres. Es por ello que si tienes un bebé, debes dejar de lado las habladurías de la gente y coger y tener a tu hijo en los brazos el tiempo que te apetezca. No hay nada mejor y más tierno que ver a un bebé en los brazos de sus padres.

Como conclusión, hay que decir que no hay nada de malo el llevar al bebé en los brazos ya que se ha podido demostrar a través de un estudio, que los citados abrazos por parte de los padres tienen un efecto relajante en el propio bebé. Los propios abrazos del padre y de la madre va a aportar al bebé seguridad, calor y mucho amor, tres aspectos esenciales para que el bebé pueda desarrollarse y crecer sin problema alguno.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.