El estrés paterno

Los papás no se salvan de la depresión postparto. Estudios científicos afirman que más del 20% de los padres sufren cuadros de depresión después del nacimiento de su bebé. Las maneras de descubrirlo era observar un comportamiento más retraído del nuevo padre, pasar más tiempo en el trabajo, tomar más y pasar largos períodos en soledad.

Las motivaciones del estrés son distintas en los dos sexos, lo que sí coincide es la motivación por historial familiar del padre o la madre. Las experiencias que hayan tenido en ocasiones similares y tal vez el trato que tuvieron sus padres con ellos, puede desencadenar episodios de estrés. En el hombre es más común que se presenten estos casos si al momento de la llegada del bebé, la situación personal o económica por la que atraviesa no es la adecuada. Los hombres suelen sentir ese sentimiento de responsabilidad extrema, porque son ellos los que deben hacerse cargo de su familia. La alimentación, el vestido, la casa, servicios básicos, son una infinidad de elementos que si el hombre no está en posibilidad de solventar libremente pueden provocar en él un sentimiento de culpa o autoderrota.

En otros casos, sin embargo, el estrés se presenta por la incapacidad de escapar del hecho. Eventos donde el hombre siente que ser padres será un obstáculo para su vida, demostrando su esencia egoísta. Esto sucede generalmente, cuando el embarazo no es planificado. Es importante tener en cuenta en ambos casos, que la llegada de un bebé representa una entrega total al cuidado de ese nuevo ser al que tanto el padre como la madre dieron vida.

Fuente: apa


Categorías

Consejos, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *