El gateo (II)

El gateo

El gateo como hemos dicho en artículos anteriores es muy importante para el desarrollo psicomotriz del pequeño y ayuda al mejor desarrollo intelectual en el futuro como el manejo del lápiz para escribir y coger las cosas con las manos o leer, visualizar mejor las palabras.

Cuanto más pronto gatee un bebé y mas oportunidades le den los padres para hacerlo, mejor será físicamente y mayor el desarrollo del cerebro.  Aproximadamente la edad en la que comienzan los niños a gatear es en torno a los siete meses, no es preocupante si llegada a esa edad el niño no gatea o si lo hace mucho antes, ya que como hemos dicho en muchas ocasiones cada bebé lleva un ritmo diferente

Muchos padres no saben exactamente cual es forma correcta de gatear ya que no han tenido oportunidad de ver  a otro bebé hacerlo. La forma adecuada tiene el nombre de Patrón cruzado, es decir, moviendo la pierna derecha mientras se adelanta el brazo izquierdo y así con la pierna izquierda se adelanta el brazo derecho.

Este movimiento comprende el eje de las caderas y los hombros y con ello tonifica adecuadamente los músculos que permitirán en el futuro mantener la columna recta para cuando esté maduro para poder ponerse de pie por él mismo.

El gateo

Para el niño es muy importante pasar por esta etapa ya que se mejora su desarrollo evolutivo y fortalece los músculos de los brazos y piernas al igual que el cuello y la espalda. También desarrolla la sensibilidad táctil de los dedos y la palma de las manos al pasar por diferentes terrenos y tocar diferentes texturas como el suelo de una cocina o la alfombra del salón.

Hemos de decir también que el gateo es bueno para los problemas de fracaso escolar, los que pueden tener su origen en dificultades oculares de convergencia, focalización y visión estereoscópica que unas buenas prácticas de arrastre y gateo pueden ayudar a corregir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *