El hábito de ordenar

El hábito del orden, es una de las cosas en las que debemos educar a los niños y qué mejor empezar con las cosas que él usa, por ejemplo, los juguetes. Para ello, hemos de facilitarles el orden con utensilios como cajones, estantes, armarios… estos deben ser de diversos colores, para que el niño relacione las distintas organizaciones, por ejemplo, los animalitos en el cajón rojo, las pinturas en el azul, los coches, trenes, aviones (transporte) en el amarillo, juegos y rompecabezas en el verde… y así sucesivamente, esto será para él mucho más fácil. Recuerda que siempre han de esta accesible para él.

Algo muy normal, es que cuando es pequeño, se acostumbra a ser ordenado y conforme va creciendo le va desapareciendo el hábito, por ello, no creas que has fracasado en el intento, esto es solo cuestión de corregir, pues el hábito está hecho y lo conoce perfectamente, solo hay que insistir un poco y hacerle recordar, pues cuando van creciendo, pueden hacer muchas actividades y creen que les falta tiempo, pero con tu tranquilidad y orden puede conseguirlo con ayuda, así se dará cuenta de que no es tanto tiempo el que pierde para seguir realizando otras actividades que le gustan.

Si llega un amiguito a jugar con él y este no tiene las mismas costumbres, se le puede poner como ejemplo para hacerle reaccionar de que lo que él hace es mucho mejor y ha de enseñarle a su invitado, él se sentirá muy orgulloso de hacer algo que los demás no saben hacer y seguramente el otro niño le imitará.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *