El hijo de mi pareja no me acepta, ¿qué puedo hacer?

Es duro tener una relación con alguien y ver que la persona a la que más quiere en este mundo, no te acepta. Puede ser porque el divorcio le fue traumático para él. Tal vez se está aferrando demasiado a su progenitor y no quiere que nadie se entrometa. En cualquier caso, es una situación difícil de afrontar.

Es complicado que una situación así no afecte a la pareja, tal vez te sirva de ayuda analizar bien la situación. Al fin y al cabo, es el principio del que puede partir cualquier solución.

Valora las circunstancias del niño y de tu pareja

Es aconsejable que pienses muy bien en las circunstancias en las que se produjo la separación. No es lo mismo que haya sido un divorcio amistoso, que si este hijo ha tenido que sufrir o incluso presenciar disputas, ya sean por los bienes de la pareja o por su custodia. Es importante que comprendas lo difícil que haya podido ser para él.

Si ha sido un divorcio amistoso, puede pasar que el niño albergue la esperanza de una reconciliación. Es normal que rechace cualquier posibilidad de que esto ocurra. Por lo tanto, es normal que en un principio, te rechace a ti. Pero eso no significa que lo hará para siempre.

Separaciones complicadas

Si ese niño ha tenido que presenciar disputas, la cosa se complica. Donde hay conflicto, puede existir la posibilidad de coacción o una mala influencia por alguna de las dos partes. Eso puede suponer un rechazo a tu persona, porque la expareja le esté coaccionando.

También puede ser porque tu propia pareja no esté haciendo las cosas de una forma razonable. En ambos casos tú resultas perjudicada, así que lo lógico es que reacciones ante cualquiera de las dos situaciones de la forma más tranquila y paciente posible. Precipitarte puede causar más problemas que beneficios.

Si tu pareja no hizo bien las cosas, háblalo y que ponga todos los medios posibles para reparar el daño. Debe comprender que es por el bien de su hijo, no solo por el tuyo. Si vais a iniciar una convivencia, es necesario que os llevéis bien. No será posible tener una buena relación si su actitud es negativa o contraproducente.

Si su expareja coacciona al niño, procura demostrarle tú, con tus acciones, que esa persona no tiene razón. Será muy difícil y deberás tener paciencia infinita, pero los niños no son tontos, no le subestimes. Con cariño y constancia, todo se consigue. En caso de ser un caso grave, no dudes en denunciar.

El fantasma de los celos

Que el niño tenga celos es algo que puede ocurrir cuando haya bastante apego con el progenitor que ahora es tu pareja. Puede ocurrir sobre todo si tu pareja tiene la custodia total del pequeño. En caso de que ese hijo no haya conocido otra figura paterna o materna, si no que sea hijo de familia monoparental, es posible que también se den los celos.

Se le pasarán, es cuestión de paciencia. Es demostrar día a día, que no le estás robando el cariño de nadie, si no que además le aportarás el tuyo.

Edades complicadas

Existen ciertas edades que son complicadas porque ya de por sí, el niño, o no tan niño, está sufriendo muchos cambios. Aceptar a la pareja de su padre o madre, puede ser para él, la gota que colma su vaso. Así que es preciso que le comprendas y que tengas aún más paciencia con él.

Recuerda que no es tu papel ser su madre, sobre todo si ya tiene la suya. En caso de que no la tenga, es él quien debe elegir si te da o no ese papel. Si es menor, tu pareja es responsable de su persona y decide sobre la gente que se ocupa de él. Aunque una imposición por parte de tu pareja, podría agravar las cosas y provocar aún más rechazo como acto de rebeldía.

¿Qué puedes hacer al respecto?

Lo mejor que puedes hacer es respetarle todo lo posible. Ten en cuenta sus sentimientos de rechazo hacia ti y procura evitar molestarle en la medida de lo posible. Es así como te ganarás su respeto y su cariño.

Ten detalles con él que le demuestren a diario que le aprecias como persona y que lo valoras. Debe saber que sois familia y que la familia se cuida y se quiere, házselo entender con tu ejemplo. Tal vez no te lo ganes el primer día, pero las mejores cosas de la vida son las que se ganan con esfuerzo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Desarrollo, Familia

Madre de una luz inspiradora, futura pedagoga, técnicamente decoradora, eterna escritora en la sombra, artesana, vocalista y compositora, aprendiz de todo, maestra de nada. Apasionada de los animales y de sus beneficios para el desarrollo emocional humano. Enamorada de la luz que existe en las buenas personas, de la educación, de la música y de la vida en general. Positivista in extremis, todo tiene un lado bueno y si no lo tiene, me encargo de crearlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.