El miedo a la oscuridad en los niños

Miedo a la oscuridad en niños

Muchos niños tienen miedo a la oscuridad, es algo que ocurre mucha frecuencia y que se debe tratar de una forma respetuosa con el pequeño. En muchas ocasiones, los propios adultos son los que provocan ese tipo de miedos en los niños, ya que se hace uso de expresiones que dan lugar a que la imaginación de los niños invente situaciones realmente terroríficas para ellos.

¿Por qué aparece el miedo a la oscuridad?

Para los padres y madres, ese repentino miedo a la oscuridad puede resultar desconcertante. Generalmente, los niños desarrollan ese miedo entre los 3 y los 8 años. Es decir, los bebés y los niños más pequeños se acostumbran a dormir solos y en la oscuridad sin desarrollar ese temor. Aunque se desconocen los motivos, en algún momento del crecimiento la imaginación y las experiencias vividas pueden provocar que los niños sientan temor a la oscuridad.

Este miedo puede estar causado por muchos motivos, un cambio de vivienda, alguna experiencia vivida en el colegio o en algún lugar poco conocido, e incluso, un simple cambio de mobiliario o de habitación, puede provocar temor en el niño. Generalmente, el miedo a la oscuridad aparece a la hora de dormir, cuando el niño tiene que quedarse solo en su cama y en su habitación.

En muchos casos, puede tratarse tan solo de una forma de alargar el día, ya que al ir a dormir se terminan los juegos y la diversión. Aunque en otros casos, puede tratarse de algo más profundo que se deba remediar para evitar complicaciones en el niño.

Qué hacer si tu hijo tiene miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad en niños

Antes de actuar, es muy importante valorar si se trata de una llamada de atención, o si realmente el niño tiene miedo a la oscuridad y la idea de pasar la noche solo se convierte en terrorífica. En el primer caso, puedes detectarlo por señales como:

  • El niño intenta retrasar la hora de dormir con juegos: En este caso, realmente no muestra miedo ni siente temor, es más bien un intento de alargar el día y los juegos. Lo que puedes hacer frente a esta situación, es mantenerte firme. Habla con tu hijo y recuérdale que la noche es para dormir y que ya se han terminado los juegos. Procura no ceder ante chantajes, siempre tratando de ser comprensiva con tu pequeño.
  • Llora, tiene ansiedad, incluso vomita: Tu hijo tiene miedo a la oscuridad y en este caso es muy importante no menospreciar la situación. El niño puede sufrir un importante episodio de ansiedad, que si no se trata correctamente puede causar trastornos importantes en el sueño. Procura calmar al pequeño en su misma habitación, explicándole que está en su cama, protegido y contigo cerca por si necesita cualquier cosa. También puedes dejar una pequeña luz para que el pequeño se sienta más seguro, pero en lugar de colocarla en su habitación, deja la luz fuera de la habitación, en el pasillo o en el baño, por ejemplo. Se trata de que poco a poco esa luz se vaya colocando más lejos, hasta que no sea necesario dejarla encendida por la noche.

Cuando acudir al médico

Niños con miedo a la oscuridad

En algunos casos, el miedo a la oscuridad puede transformarse en un grave problema de inseguridad, provocar problemas del sueño y derivar en trastornos emocionales. Por lo que es muy importante valorar la situación y acudir al médico si crees que no eres capaz de solucionar este problema con métodos caseros. Por ejemplo:

  • Juegos en la oscuridad: Acostumbra al niño a pasar tiempo en la oscuridad, jugando con toda la familia o con sus amigos
  • Cantar canciones o contar cuentos: Crea un ambiente similar al de las acampadas, en la propia habitación del niño y con la menor luz posible. Canta canciones o cuenta algún cuento infantil para ayudar al niño a dormir, eso si, evita que sean historias de terror ya que causarían el efecto contrario.

En caso de que la situación se agrave, no dudes en acudir a la consulta de un especialista.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.