El miedo de los niños (Parte II)

Los padres pueden hacer mucho para aliviar la ansiedad de los niños (junto con psicoterapia y medicación en caso necesario). Éstas son algunas medidas que puede tomar en casa:

  • Enfrente sus propios temores. Al preocuparse demasiado, sin querer enseña a sus hijos a hacer lo mismo. Si elude sus miedos, tampoco ellos afrontarán los suyos.
  • Hable abiertamente con sus hijos sobre sus temores y sentimientos y corte de raíz su ansiedad siempre que pueda. Así sabrán que no minimiza ni se burla de sus miedos. Refuerce su seguridad en sí mismos y ayúdelos a resolver problemas.
  • Mantener abierta la comunicación con sus hijos aumentará su autoesti-ma y les dará más armas para combatir sus temores.
  • Asegúrese de que sus hijos no se sientan abrumados por un exceso de actividades. Establezca un horario para hacer las tareas escolares, prac-ticar deportes o cultivar algún arte, y permita que se relajen un rato cada día. A los niños ansiosos les gusta que las cosas estén en orden y bajo control.
  • Incúlqueles buenos hábitos de alimentación y cerciórese de que duerman bien. ¿Quién no se siente más contento y relajado cuando satisface estas necesidades? El ejercicio también es esencial. Los niños ansiosos suelen sentirse cansados porque las preocupaciones los agotan; el ejercicio aumentará su energía y reducirá su inquietud.
  • Aliéntelos a correr riesgos y a imponerse desafíos cada vez mayores. Esto los hará sentirse mejor consigo mismos y con sus habilidades. No les permita evitar las situaciones que les provocan miedo.

Según Paul Ingleton, Psiquiatra infantil, todos los chicos necesitan salir y conectarse con el mundo. Si los deja esconderse en sus caparazones, es probable que desarrollen problemas de ansiedad en el futuro.

Michael Stambrook, psicólogo clínico y neuropsicólogo, dice: “Todos nacemos con distinto temperamento, y algunos tenemos mayor predisposición a la ansiedad que otros. Ciertas formas de ansiedad son hereditarias: si alguien las padece, es probable que sus hijos también. Aparentemente, las nenas son más propensas a la ansiedad que los varones. Éstos expresan sus emociones con acciones directas”.

¿Cuándo buscar ayuda profesional? “Si su hijo no puede encarar desafíos propios de su edad como ir a la escuela, pasar la noche en casa de amigos, hablar ante sus compañeros de clase, jugar con otros niños o dormir solo, es momento de buscar ayuda”, aconseja Stambrook.

Ciertas señales pueden revelar que su hijo tiene problemas: pesadillas frecuentes, dolor de estómago y jaqueca sin causa aparente, excesivo apego a los padres, tendencia al llanto y mala conducta. Algunos niños ansiosos también tienen insomnio, cansancio e irritabilidad, o se quejan a menudo de dolencias físicas; pueden ser perfeccionistas o desidiosos. A muchos de ellos se les diagnostica por error el trastorno de hiperactividad y déficit de atención, o se dice simplemente que son “conflictivos”.

Si le preocupa la ansiedad de su hijo, acuda al médico para descartar alguna enfermedad física. Durante la consulta, no se limite a decir que su hijo tiene preocupaciones; describa claramente los síntomas del niño; por ejemplo: “Da vueltas en la cama y no se duerme si no estoy con él”, o “Le duele el estómago cada vez que vamos a un shopping”. El médico le dirá a qué especialista recurrir.

LUEGO DE OCHO MESES DE psicoterapia y de tomar antidepresivos, Amanda come y duerme bien y no ha vuelto a pensar en la muerte en mucho tiempo. Cuando se siente ansiosa, anota sus preocupaciones en un diario; esto la ayuda a exteriorizar sus miedos. A veces juega con su familia el “juego de los sentimientos”, en el que sus padres, su hermana y ella hablan sobre sus emociones, buenas y malas.
“Su ansiedad ha desaparecido casi por completo”, asegura su mamá.

Es probable que Amanda sea ansiosa de por vida, pero lo que ha aprendido le servirá para afrontar cualquier te-mor que experimente en el futuro.

rdselecciones


Categorías

Familia

Admin Madres Hoy

Administrador de Madres Hoy, una web de contenido especializado para las madres de todo el mundo. Descubre los mejores consejos para el cuidado de tu... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *