El monitor Babysense

Todos los cuidados para un bebé nos parecen pocos y a ellos, se une la tecnología. Cámaras, sensores, monitores… nos sirven para su vigilancia, para estar tranquilos de que el niño se encuentra bien.

En el campo tecnológico, se vigilan todos los síntomas que puede mostrar un bebé. La respiración, es una de las cosas que se pueden catalogar para su estado de salud. Durante el primer año de vida, se pueden presentar irregularidades en la forma de respirar, alteraciones que pueden preocuparnos, entre ello, está la muerte súbita, en la cual, el niño muere en la cuna sin motivo alguno.

Para ello, se ha ideado el Babysense, un monitor que capta la respiración y el movimiento del niño. Este da la alerta  cuando la respiración se vuelve más lenta de lo habitual o deja de respirar, incluso si deja de moverse. Cuando un bebé deja de respirar durante 20 segundos, el ritmo respiratorio baja a 10 por minuto, entonces este monitor se pone en funcionamiento y emite una alarma para avisar del peligro.

Este monitor, tiene dos paneles, uno se sitúa debajo del colchón y el otro al lado de la cama. Estos están conectados entre sí. La electricidad no se usa, ambos tienen batería. Tampoco emiten ondas que pudieran perjudicar.

Una puntualidad, es que los colchones no han de tener un grosor de más de 10 cm, pues la sensibilidad disminuye. Tampoco son aconsejables, aunque menos utilizados, los colchones de paja.

Estos monitores son muy útiles para bebés, a los cuales, hay que estar muy atentos en su salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *