El nacimiento prematuro parece debilitar las conexiones cerebrales

El nacimiento prematuro parece debilitar las conexiones cerebrales

Los bebés que nacen prematuros se enfrentan a un mayor riesgo de problemas neurológicos y psiquiátricos que pueden deberse a conexiones débiles en las redes cerebrales vinculadas a la atención, la comunicación y el procesamiento de las emociones, según muestra una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington.

En el estudio de imágenes del cerebro de los bebés prematuros y a término, los investigadores se centraron en las diferencias en el cerebro que pueden ser la base de este tipo de problemas.

“El cerebro es particularmente plástico muy pronto en la vida y podría ser modificado por la intervención temprana”, explican los investigadores, quienes apuntas que, por lo general, al principio no se puedes desarrollan intervenciones, puesto que no se desarrollan síntomas. Por esto, lo que tratan de hacer es desarrollar medidas objetivas del desarrollo del cerebro en los bebés prematuros que pueden indicar la probabilidad de que un niño tenga problemas posteriores para que entonces se pueda intervenir  con apoyo adicinoal y  terapia desde el principio para tratar de mejorar los resultados.

Para tener una mejor idea de cómo el nacimiento prematuro afecta al cerebro, los investigadores realizaron pruebas de resonancia magnética en los bebés que participaron en el studio. Cada bebé a término fue escaneado en su segundo o tercer día de vida. A cada bebé prematuro se le realización un escáner cerebral a los pocos días de su fecha de nacimiento.

Los investigadores encontraron que algunas redes cerebrales clave, concretamente las que participan en la atención, la comunicación y la emoción, fueron más débiles en los bebés prematuros, lo que ofrece una explicación de por qué los niños nacidos prematuramente pueden tener un riesgo elevado de trastornos psiquiátricos.

“Hemos encontrado diferencias significativas en los tractos de sustancia blanca y anormalidades en los circuitos cerebrales en los bebés nacidos antes de tiempo, en comparación con las de los bebés nacidos a término”, dijeron los investigadores.

 

Los investigadores también comentan que estas anomalías de circuitos cerebrales probablemente contribuyen a los problemas que se materializan cuando los niños se hacen mayores.

“Estamos analizando los datos que ya hemos reunido, pero queremos volver a estudiar a los niños cuando tengan 9 o 10 años y sigan su desarrollo”, dijeron. Su objetivo es analizar  la evolución del desarrollo cerebral en los niños nacidos a término en comparación con los bebés prematuros para saber cómo puede afectar a la discpacidad futuro y quiénes la sufren y quiénes no.

Esa información puede ayudar a los médicos y científicos apuntan anormalidades en el cerebro de los bebés prematuros y, potencialmente, a cambiar el curso de su desarrollo.

Imagen – Escuela de Medicina de la Universidad de Washington


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *