El niño autista

Los transtornos del Espectro Autista (TEA) representan un grupo de síntomas que definen el autismo. La nueva manera de enfocarlo resulta del conocimiento que se tiene de la gran variedad de manifestaciones que puede tener este transtorno, des-
de niños con capacidad intelectual limitados a muy superiores, con mucha variabildad en sus conductas.

Lo que tienen en comun estos niños son problemas en sus relaciones sociales, retrasos del lenguaje y manifestaciones de conductas repetitivas u obsesivas. Este transtorno afecta a niños de todas las regiones geograficas, grupos etnicos, razas y en todas las clases socio-economicas.

Aunque comunmente son los padres que consultan con el pediatra por preocupaciones relacionadas con transtornos del lenguaje, alrededor de los 18 meses, los signos mas sutiles que pueden verse antes son: no girarse cuando se le llama por su
nombre, no girarse para mirar lo que se le señala, la falta de balbuceo conversacional con sus cuidadores, sonreir tarde y no establecer contacto visual con la gente.

Si el niño no balbucea, señala o hace gestos a los 12 meses, no dice ninguna palabra a los 16 meses, no dice frases de 2 palabras espontaneamente a los 24 meses, hay perdida de lenguaje o habilidades sociales a cualquier edad, tiene que ser evaluado de inmediato.

Se recomienda proporcionar intervenciones tempranas tan pronto se sospeche de este transtorno. Se trabaja intensamente en las habilidades de comunicacion, autoayuda, sociales y que incluyan a los padres como parte del tratamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *