El niño rechina los dientes

El niño rechina los dientes

Una costumbre o se podría decir, un hábito, es el que adopta el niño a partir de los cinco años, este es el rechinar los dientes. Conforme crecen, esto va desapareciendo, ya que su boca cambia y brotan nuevos dientes, por lo tanto esta costumbre desgasta los dientes de leche, aunque siempre hay excepciones en las que incluso siendo adulto, esta costumbre todavía no ha desaparecido.

Si la costumbre es demasiado fuerte, los rechinan incluso durmiendo, esto se vuelve más serio y habría que visitar al odontólogo, ya que el desgaste de los dientes sería notorio.

Las causas de este hábito son varias como:

Ansiedad o estrés que se produce al tener muchas actividades, problemas sociales o de familia, días agitados (tanto buenos como malos), frustración, observar violencia (físicos, en programas televisivos…), miedo a la oscuridad o a estar solo…

Dormir de forma incómoda por la postura

Parásitos en el ano, ya que cuando los parásitos se mueven, causan escozor y el niño se manifiesta de esta forma por la incomodidad que le produce (nos referimos a las lombrices)

Alteración en la zona de la boca

El tratamiento para ello es el siguiente:

Para los casos de estrés o ansiedad, la intervención del psicólogo

Técnicas de relajación para los músculos

Protectores dentales (estos son de goma para evitar el desgaste de los dientes)

Baños relajantes antes de dormir, escuchar música…

Cambiar la posición de dormir hasta encontrar la más cómoda

Fuente – Madres hoy


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *