El padre de mi hijo es narcisista

 

El padre de mi hijo es narcisista

La condición de un padre narcisista puede que sea un rasgo que muchos padres pasen de largo, pues es habitual tener esta conducta sin llegar a ser consciente de ello. El narcisismo nace de muchas personalidades y puede que encajen con nuestra vida. Pero muchas de ellas se engloban en lo que realmente se describe y puede que afecten la conducta de nuestros hijos.

Sin duda, lo que más desean los padres es tener a hijos que tengan éxito y eso lo quieren realizar con sus propias necesidades egoístas. No llegan a pensar que a la larga no terminan de ser beneficiosas para los niños y eso puede desencadenar en metas poco productivas o valoradas.

Rasgos fundamentales de una persona narcisista

Son numerosos los rasgos que hacen evidente que una persona sea narcisista. En el caso de presentarse un padre narcisista muchas veces deriva a que son los propios hijos los que no se den cuenta que han convivido con un padre así.

En otros casos es la pareja la que reniega de tener a su marido con este rasgo y por supuesto no quiere a esa persona como educador de sus hijos. Son personas muy vanidosas, siempre hablan de sí mismo porque se creen superiores.

Siempre usan a la gente para su propio beneficio y cuando les conviene. Les gusta llamar la atención de la gente para poder ser el centro de atención así poder conquistar sus logros.

Evidentemente estos no son los mejores rasgos que se les puede ofrecer a un niño como ejemplo, ya que pueden crecer con una serie de valores no muy bien comedidos. Además tienen la peculiaridad de no recibir bien las criticas y se enfadan de forma drástica.

El padre de mi hijo es narcisista

¿Cómo actúa un padre narcisista frente a sus hijos?

Un padre narcisista podría causar a la larga una educación con muy pocos logros, los niños podrían parecer tener una educación normal, pero no en el fondo pueden llegar a esta dañados psicológicamente. Todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos y verlos crecer y con éxito. Generalmente los padres narcisistas no comprenden que están creando niños con las mismas necesidades egoístas que ellos mismo reflejan. Los educan con la intención de que sean niños modelo y así cumplir los mismos sueños que quieren cumplir para ellos mismos.

De esta forma los niños no se desarrollan con sus propios sueños e inquietudes. No crecerán con las mismas metas y valorarán las cosas de forma tradicional, estarán acompasados de los mismos valores desmerecidos que el de su padre.

Un niño puede llegar a crecer recibiendo un montón de halagos por parte del padre, y con el tiempo darse cuenta que esta actitud desaparece. Se acaba dando cuenta que es demasiado artificial. Según van creciendo irán comparándose con sus propios padres e intentar conseguir sus mismos logros. Lo peor de todo es que el padre no sentirá un gran orgullo y puede afectar gravemente la relación entre ambos.

El padre de mi hijo es narcisista

¿Cómo actúa una madre preocupada con un padre narcisista?

Hay madres preocupadas por este tema y mujeres que intentan terminar su relación de pareja por este motivo. En la mayoría de las ocasiones buscan terminar el contacto total o minimizar la comunicación entre el padre y sus hijos, ya que son personas conflictivas. Suele ocurrir que siempre detone en peleas y hay que evitar esta situación en la mayor medida posible.

Para este tipo de causas no hay una medida exacta de cómo actuar, pero sí una serie de recomendaciones que se podrían aplicar, ya que es necesario hablar con una persona así cuando sea necesario. En todo estos diálogos se hablará de todo lo relacionado estrictamente con la crianza.

Es difícil encauzar en una mejor dirección a niños que han atravesado por una educación narcisista, pero no hay nada imposible. Con el tiempo se pueden establecer normas y conducir a los niños a mejores valores. Deben de intentar pasar el menor tiempo posible con esas personas, pues no valoran los hechos de forma positivas. Tampoco les dejan vivir en libertad y con orgullo. Hay que tener en cuenta que hay que reforzar los valores positivos para que los niños crezcan estables y sepan respetar las leyes de la sociedad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.