El paso a paso para limpiar la nariz al bebé

Limpiar la nariz del bebé

La higiene del bebé no sólo se basa en bañarlo y cambiarlo de pañal. También está el cortarle las uñas, limpiarle los ojos y los oídos, así como su pequeña nariz. Sin embargo, estas tres últimas acciones no resultan del todo fácil para los padres ya que los niños se mueven demasiado.

Hoy nos centraremos en el lavado de las fosas nasales del bebé, puesto que ahora se acerca la Primavera y pueden conllevar a las alergías y pequeños resfriados. Es aconsejables lavar la nariz del bebé cada dos-tres días, no sólo cuando está resfriado porque así los evita.

Limpiar la nariz del bebé trae muchas ventajas para el mismo. Al limpiar la mucosidad los medicamentos tienen mucho más efecto en ellos, además que mejoran la congestión y disminuyen la sensación de malestar cuando se encuentran resfriados.

Limpiar la nariz del bebé

¿Cómo limpiar la nariz al bebé?

  1. Preparar todos los enseres de higiene para la nariz, estos serían, una toalla, pañuelos, una jeringa y el suero fisiológico.
  2. Colocar al bebé sobre una superficie lisa, envuelto en una toalla, para que así no se mueva demasiado.
  3. Realiza pequeños masajes y háblale con palabras de aliento para que se calme y esté relajado.
  4. Gira la cabeza del bebé hacia uno de sus lados e introduce la jeringa en uno de los orificios. Aplica el suero directamente.
  5. Seguramente el bebé estará incómodo y llorará, así que tranquilízalo algunos minutos.
  6. Vuelve a repetir la misma operación con el otro orifico de su nariz.

De esta manera, su nariz estará totalmente limpia y libre para que pueda respirar muchísimo mejor. Así, se sentirá más confortable y contento.


Categorías

Cuidados, Higiene

Ale Jiménez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Estoy empezando recientemente en el mundillo de los blogger y me parece muy interesante. No soy madre aún,... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *