El problema de la diabetes infantil

Diabetes infantil

La diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. Antiguamente era una enfermedad propia de adultos, pero con el crecimiento del índice de la obesidad infantil, asociado a una vida sedentaria y a los malos hábitos alimenticios, los casos de diabetes infantil han aumentado consederablemente entre los niños y las niñas.

Es por ello, que desde madres hoy os queremos dar algunos consejos o pautas de intervención para procurar prevenir esta enfermedad, la cual puede originar problemas en el bebé en su futuro.

La diabetes se caracteriza por una aliteración en la producción de la hormona de la insulina por el páncreas o por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. Es la insulina la que ayuda al organismo a transformar el azúcar (o glucosa) en energía, promoviendo así un buen funcionamiento del cuerpo humano.

Diabetes infantil

Por esta razón, los niños diabéticos tienen que ser mucho más vigilados en cuanto a los dulces y chucherías. Ahora la gastronomía ha cambiado mucho y realizan muchos alimentos acordes con las necesidades especiales en torno a la alimentación (sin glutén, sin azúcar, sin lactosa, etc), pero no por ello debemos alimentarse a sus anchas, porque una subida o bajada de azúcar a estas edades puede ser muy peligrosa.

Diabetes infantil

Pautas de prevención

  • La única solución para el tratamiento de la diabetes es la administración de insulina a través de inyección subcutánea (debajo de la piel). En la actualidad, existen nuevos dispositivos, que sustituyen a las antiguas jeringuillas o a las plumas de insulina, que permiten un mejor control y manejo de la enfermedad. Los niños diabéticos aprenden pronto a usarlas.
  • Los educadores han de tener en cuenta ciertas recomendaciones para el niño diabético.
  • El niño diabético tienen que realizar ejercicio físico y alimentarse saludablemente.
  • La rutina en la alimentación (sin omitir comidas ni hacer excesos) es esencial.
  • Se debe medir la cantidad de glucosa en sangre periódicamente.
  • El educador debe saber actuar en casos de hipoglucemia.
  • Hay que conocer riesgos propios de la diabetes (heridas, cuidado de la piel, de los pies…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *