El prolapso uterino durante el embarazo

El embarazo supone un reto tanto físico como mental para las mujeres. En cuanto al reto mental, hay que lidiar con el cambio hormonal, con los temores lógicos ante el cambio de vida que está por llegar y las dudas normales que cualquier persona puede sentir ante la incertidumbre de la maternidad o paternidad. Esos problemas, se suelen resolver naturalmente una vez que nace el bebé.

En cuanto a los cambios físicos, la recuperación es mucho más lenta y en algunos casos, puede conllevar algunos trastornos importantes. Uno de estos problemas se trata del prolapso uterino, un trastorno importante que puede afectar a distintos órganos. Por este y otros muchos motivos, es muy importante cuidar de tu cuerpo durante tu embarazo, así como en otros periodos de cambios hormonales.

Qué es el prolapso uterino

El prolapso, es un trastorno producido por un problema en el sistema de sujeción de los órganos, como los músculos, las fibras y ligamentos. Cuando este sistema falla, los órganos quedan en suspensión en lugar de mantenerse en posición correcta. Esto puede causar que los órganos vayan descendiendo hasta llegar a salir del cuerpo a través de la vagina.

Los órganos que se ven afectados en este caso son, el útero, la vejiga, la uretra o el recto. Estos órganos van descendiendo progresivamente sin que la persona afectada pueda llegar a darse cuenta, mientras ocurre de forma interna.

Causas del prolapso uterino

Este problema puede estar causado por diferentes motivos, como por ejemplo:

  • A causa de los cambios hormonales, como el embarazo o la menopausia.
  • El embarazo, el suelo pélvico tiene que soportar mucho peso durante el embarazo y esto puede debilitar los tejidos de la zona.
  • El embarazo múltiple, si el embarazo en sí ya es un factor de riesgo, mayor aún es en el caso del embarazo múltiple, ya que el suelo pélvico se verá expuesto a mucha más presión.
  • Un bebé muy grande, si el bebé crece demasiado durante el periodo de gestación, ejercerá una mayor presión sobre tus suelo pélvico.
  • El trabajo de parto, durante el parto el cuerpo de la mujer se somete a una serie de esfuerzos que pueden afectar a la estabilidad del suelo pélvico.

Además de las causas mencionadas, todas ellas asociadas al embarazo y a los cambios hormonales en la mujer, existen otros factores de riesgo.

  • El estreñimiento crónico
  • Los deportes de alto impacto
  • La tos crónica
  • El levantamiento de objetos con mucho peso de forma continuada

Cuáles son los síntomas del prolapso uterino

En muchos casos, es muy complicado que la mujer pueda darse cuenta de que algo está ocurriendo. Los síntomas que pueden asociarse al prolapso, pueden confundirse fácilmente con otros problemas, lo que puede dificultar mucho su diagnóstico y agravar aún más la situación. Si notas alguno de los siguientes síntomas, no dejes de acudir a tu médico o ginecólogo lo antes posible.

En el caso de que el trastorno llegara a su estadio más grave, la solución sería siempre a través de una intervención quirúrgica. Los indicios más frecuentes asociados al prolapso en el embarazo o después del parto son:

  • Problemas de incontinencia urinaria
  • Sensación de presión en la vagina, después de haber dado a luz. Esta molestia suele aparecer después de haber realizado alguna actividad física o por la noche, después de haber realizado distintas actividades a lo largo del día
  • Dolor en la zona íntima al mantener relaciones sexuales. Los órganos no estarán en su lugar si está ocurriendo un prolapso, por lo que en el momento de mantener relaciones, es posible que la mujer note molestias durante la penetración.
  • En el estadio más grave del prolapso, la salida parcial o total de algún órgano a través de la vagina.

Métodos preventivos

Evitar este trastorno es posible siguiendo algunos consejos preventivos, es muy importante que realices ejercicios de suelo pélvico. Pero esta no es una cuestión exclusiva de mujeres en el posparto, todas las mujeres deberían realizar este tipo de ejercicios para cuidar su anatomía durante toda su vida. Además, puedes seguir estos consejos para prevenir este tipo de trastornos:

  • Cuida tu alimentación y realiza actividad física diaria, es muy importante evitar el sobrepeso
  • Antes de realizar ejercicios de alto impacto como correr, el crossfit, o levantamiento de peso, realiza una consulta con tu ginecólogo para comprobar que todo está correcto
  • Evita el estreñimiento, incluye en tu dieta alimentos ricos en fibra para evitar esta situación crónica

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Embarazo, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.