El sedentarismo y el sobrepeso debilitan la salud arterial ya en la infancia

El sedentarismo y el sobrepeso debilitan la salud arterial ya en la infancia

La rigidez de la pared arterial y dilatación arterial reducida son los primeros signos medibles de enfermedades cardiovasculares. El Physical Activity and Nutrition in Children Study (PANIC) llevado a cabo en el Instituto de Biomedicina de la Universidad del Este de Finlandia a muestra que los bajos niveles de actividad física, mayor debilidad de la condición física y un mayor contenido de grasa corporal están vinculadas a la rigidez arterial ya en los niños de 6-8 años de edad.

La muestra del estudio incluyó 160 niños y los resultados se publicaron en el Scandinavian Journal of Medicine and Science in SportsA continuación te cuento más sobre los resultados de este estudio. 

Físicamente las personas activas y en forma tienen paredes arteriales más flexibles ya en la infancia

El estudio mostró que una mejor condición física, la realización de de actividad física de tiempo libre y un bajo porcentaje de grasa corporal se asociaron con paredes arteriales más flexibles ya en los niños de primaria. Un análisis de los efectos conjuntos de estos factores muestra que sólo la condición física estaba relacionada de forma independiente con la rigidez arterial. Los niños cuya condición física era mejor que la de sus pares también tenían una mejor capacidad de dilatación arterial durante el ejercicio físico.

Además, el estudio mostró que los niños con débil condición física combinada con un porcentaje de grasa corporal alta o niveles bajos de actividad física también tenían las arterias más rígidas. Por otra parte, la rigidez arterial alta también se encontró en los niños con bajos niveles de actividad física combinada con un porcentaje de grasa corporal alta. Los niños con la actividad más física o con la mejor condición física tenían las arterias más flexibles y  mejor capacidad de dilatación arterial.

La prevención de las enfermedades cardiovasculares empieza en la infancia

El estudio PANIC ya había demostrado que la acumulación de factores de riesgo de diabetes tipo 2 y las enfermedades vasculares en las personas que tienen sobrepeso y son físicamente pasivas comienza en la infancia. Esto es preocupante porque la acumulación de factores de riesgo en la infancia aumenta significativamente el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades vasculares y muerte prematura en la edad adulta. El estudio publicado ahora muestra cambios adversos medibles en las arterias de los niños con menos actividad física, más débil condición física y un mayor contenido de grasa corporal.

Los resultados sugieren que una intervención en el estilo de vida en la infancia puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en el futuro. Otro hallazgo del estudio que merece especial atención es la asociación de una mejor condición física con una mejor salud arterial, lo que sugiere que el ejercicio regular de alta intensidad puede ser beneficioso para la salud arterial.

La prevención empieza con la adquisición de buenos hábitos

Estos patrones de conducta se aprenden en casa. Por lo tanto, en tu mano está prevenir esta situación. Si tu salud no te preocupa lo suficiente como para cuidar tu alimentación y hacer ejercicio, hazlo por tu hijo. Pero no se trata de que le obligues a él. Así no funciona esto. Como cualquier otra cosa en educación, tendrás que dar ejemplo. Porque si no lo haces es porque no confías en lo que predicas y, si no te lo crees ni tú, ¿qué esperas de tu hijo?

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *