El segundo idioma en los niños

Una situación muy común, la cual, se vive a menudo en la actualidad, es el que un niño tenga la ventaja de vivir en un país extranjero y que en su hogar, por ese motivo, se hablen dos idiomas. O que papá y mamá, tengan dos nacionalidades diferentes y se hablen las dos lenguas en casa.

En estos casos, el niño, tomará como primer idioma el del lugar en donde resida y como segundo, el que se habla en casa. Los dos idiomas, se han de comprender, no solo verbalmente, sino también en escritura y lectura, teniendo que conocer por lo tanto, su gramática.

Un niño pequeño tiene la ventaja de que la pronunciación, la alcanza casi a la perfección, pero en la lectura y escritura necesita mucho más tiempo.

Contra más mayor sea el niño, mejor será el aprendizaje del idioma, pues su memoria, comprensión y la base del idioma que escucha en casa, le sirven de apoyo. Es aconsejable un profesor bilingüe para las dudas que se le puedan plantear. La edad aproximada para el aprendizaje es a partir de los 5 años.

Otra ventaja que tiene un niño pequeño, es la práctica, pues tienen mucho más tiempo y relación a nivel social, situaciones del día a día que cuando son más mayores, pues el tiempo se ve cada vez más reducido. Contra menos edad tiene el niño, más extrovertido es, por lo tanto, le resulta más fácil la comprensión y traducción. Conforme crece el niño, más tímido se vuelve y le resultará más costoso el aprendizaje en las relaciones sociales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *