El síndrome de la cabaña en los niños durante el confinamiento

conciencia fonológica

El año 2020 está siendo un año muy duro para toda la población mundial. La llegada de la pandemia ha provocado un cambio en la vida tanto en los adultos como en los niños. En el caso de los pequeños el confinamiento ha llegado a ser bastante duro sobretodo por el tema de no poder salir a la calle a jugar. Por suerte, después de dos meses los niños ya pueden salir a la calle aunque con un número importante de limitaciones.

El famoso síndrome de la cabaña puede llegar a darse en algunos niños. Aunque al principio puedo resultar algo complicado y difícil, después de tantos días el niño puede llegar a adaptarse a tal situación y no querer salir a la calle. Son muchos los niños que pueden llegar a hacer de su casa su auténtica zona de confort y tener auténtico miedo y temor a salir de la misma.

En qué consiste el síndrome de la cabaña

El síndrome de la cabaña se suele dar en una persona que permanezca encerrado en un lugar durante un tiempo importante. Hay que partir de la base de que los niños son la parte de la sociedad que ha más padecido un confinamiento más estricto. Este dato es realmente importante ya que pueden tener muchos más problemas a la hora de salir a la calle.

Síntomas que hacen pensar en el síndrome de la cabaña en niños

El síndrome de la cabaña es fácil de detectar ya que el niño ha hecho de su hogar su auténtica zona de confort y no teme el salir de la misma e ir a la calle. De todas maneras, te mostramos una serie de síntomas que pude tener un niño que padece el síndrome de la cabaña:

  • Debes fijarte en todo momento si el niño muestra una gran inquietud a la hora de salir a la calle por lo que pueda encontrarse. Durante días ha visto las noticias y sabe que hay un virus en la calle y que podría llegar a contagiarse del mismo.
  • El niño puede llegar a sufrir taquicardia, palpitaciones o ansiedad al pensar que tiene que salir al exterior. Aparte de ello puede mostrar cierta dificultad a la hora de concentrarse o problemas relacionados con la memoria.
  • Si el niño sale a la calle obligado y con muy pocas ganas es probable que esté padeciendo tal síndrome. Hay síntomas claros como el pasarlo mal mientras da un paseo o se encuentra bastante incómodo.
  • En el caso de que el niño sea tímido y le cueste relacionarse con los demás, el síndrome puede agravarse de una manera importante. Este tipo de niños prefieren el quedarse en casa manteniendo el contacto con sus amigos a través de las redes sociales.

Besos a los niños

Cómo tratar tal síndrome en los niños

  • Lo primero que hay que tener claro es que el síndrome de la cabaña no es ninguna patología. Es algo normal que suele suceder en muchos niños debido al tiempo que han pasado encerrados en la casa.
  • No hay que minimizar en ningún momento sus emociones e intentar ponerse en su piel. Es bueno el sentarse a hablar y comprenderlo en todo momento.
  • No dudes en mantener una charla con tu hijo y explicarle que puede salir a la calle sin ningún temor siempre y cuando cumpla las medidas preventivas a la hora de evitar un posible contagio del virus.
  • Si todavía no lo ves preparado, puedes animarle a que salga a la ventana o al balcón y ver cómo hay otros niños en la calle. Puedes empezar por hacer salidas de corta duración para que se sienta más seguro. Poco a poco ira cogiendo confianza y los paseos serán cada vez más largos. En ningún caso hay que ceder a sus miedos ya que de lo contrario el problema se agravaría aún más y no habría manera de que saliera de su zona de confort.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.