El síndrome del niño rico

El síndrome del niño rico nada tiene que ver con la clase social de su familia. Se trata de un síndrome relacionado con niños que tienen todo lo que piden sin esfuerzo ninguno por su parte. Afecta tanto a familias adineradas como a familias de clase media.

Los padres muchas veces se ven en la situación de no poder estar todo el tiempo que quisieran con sus hijos e intentan premiar a sus hijos con cosas materiales. Esto lejos de ser bueno tiene muchas consecuencias negativas para los niños que pasaremos a comentar.

¿Qué es el síndrome del niño rico?

Es un síndrome que a pesar de que no está registrado dentro de los diagnósticos clínicos, se ha venido utilizando en los últimos años. Describe a niños mimados que lo tienen todo, sin apreciar el valor de las cosas ni su responsabilidad. Niños que se creen con derecho a todo. Sólo tienen que pedir algo para conseguirlo.

Esto es causado por padres que desconocen las consecuencias de sus actos con sus hijos. Sea por darles lo que a ellos les faltó, para suplir carencias emocionales cubren de regalos y premios a sus hijos para tenerlos contentos o para evitar rabietas. Esto da lugar a niños infelices, irresponsables, con baja autoestima, sin motivación, rebeldes e inconformistas.

Los padres fomentamos este síndrome, pero nunca es tarde para cambiar estas conductas con nuestros hijos por su bienestar mental. Este síndrome puede generar en graves problemas de desarrollo emocional en los niños.

¿Qué tipo de crianza fomenta el síndrome del niño rico?

Hay señales tempranas que pueden ayudarnos a detectar si nuestro hijo se ve afectado por un tipo de crianza que puede derivar en este síndrome:

  • Le compras regalos caros sin que sea una fecha señalada.
  • Si le premias con algo material cuando hace algo bueno o para calmar sus rabietas.
  • Sacrificas gastos familiares para cumplir con sus deseos.
  • Si ve la televisión más de 2 horas al día. El exceso de libertad no los vuelve mejores ni más felices. Los niños necesitan rutinas y normas.
  • Está matriculado a varias actividades extraescolares aunque el niño no lo haya pedido. Puede generar estrés en los niños que no saben manejar por su corta edad. Los niños necesitan descubrir por ellos mismos cuales son sus gustos y a que actividades les gustaría ir.

¿Cómo saber si mi hijo tiene el síndrome del niño rico?

En los niños podemos detectar varias señales que pueden ayudarnos a identificarlo:

  • El niño se aburre con frecuencia. Le oímos decir que se aburre a menudo a pesar de tener la habitación llena de juguetes.
  • No afrontar sus propios problemas, porque saben que papá y mamá vendrán a solucionárselos.
  • Tiene una baja tolerancia a la frustración ya que cree que lo merece todo con solo pedirlo.
  • Son irresponsables y no aceptan las consecuencias de sus actos.
  • En adolescentes pueden recurrir a conductas de riesgo como consumo de drogas y alcohol.
  • Parecen infelices, con niveles altos de estrés y ansiedad.

¿Cómo se puede prevenir?

Los niños tienen necesidades y deseos. Y deben aprender que no todo lo que deseen tiene que ser una necesidad. Enfrentarse a las frustraciones que ello conlleva les hará comprender que no todo vale, que con quererlo no es suficiente para tenerlo, que las cosas valen dinero y esfuerzo, y a aceptar que no siempre se puede tener lo que uno desea. Esto les proporcionará unos valores que valen más que todos los regalos del mundo.

Para lograrlo podemos asignarles responsabilidades en casa desde que son pequeños sin premiarles por ello, dejar que se enfrenten a sus propios problemas y errores, y a mantener unas normas y límites en casa. Podéis leer nuestro artículo de cómo enseñar a tu hijo a colaborar en casa.

Deben aprender desde bien pequeños que las cosas cuestan dinero y esfuerzo conseguirlas. Ese es el mundo real al que se tendrán que enfrentar y no a un mundo regalado.

Por qué recuerda… Un niño no necesita tener de todo ( lo que pida) para ser feliz.

 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Desarrollo, Salud

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.