El Síndrome Williams

Síndrome de Williams

Cómo muchos de los síndromes que existen en la actualidad hay algunos que no menos importantes se suelen dar menos en los niños que otros. Hoy os hablaremos sobre el Síndrome de Williams uno de los trastornos del desarrollo que ocurre en uno de cada 7.500 niños.

Este síndrome suele conocerse también como el Síndrome de los niños duendes, caracterizado por tener alteraciones en el desarrollo neurológico y tener unos rasgos faciales típicos que se parecen a los de un duende. 

Estos niños son a menudo pequeños para la edad gestacional y es frecuente el retraso del crecimiento asociado a dificultades en la alimentación, dificultad para succionar y deglutir. Durante los primeros años de vida se produce estrabismo, otitis media crónica, hernia inguinal y algunos problemas cardiovascrilares.

Los niños con síndrome de Williams en general suelen comenzar a caminar más tarde de lo normal, debido a problemas de coordinación, equilibrio y fuerza que afectan al sistema muscular y esquelético, al aparato digestivo, al sistema urinario, a los ojos y a la motricidad fina.  Suelen ser muy sociables y usan mucho las expresiones faciales, el contacto visual y los gestos para comunicarse con los demás. También empiezan a hablar más tarde, en torno a los dieciocho meses o incluso puede llegar a los tres años de edad, hablando con oraciones completas.

Se caracterizan fácilmente porque tienen una frente estrecha, un aumento del tejido alrededor de los ojos, la nariz corta, las mejillas pronunciadas y caídas, la mandíbula pequeña, los labios gruesos y maloclusión dental.

Síndrome de williams

Estos niños tienen una serie de habilidades como la musical, mucho más común en los niños con este síndrome.  La sensibilidad por la música es muy común en ellos y puede ser usado para ser incorporados en programas no tan fuertes en ellos como en matemáticas y lenguaje. La memoria auditiva de corto y largo alcance es otro punto fuerte, son capaces de  memorizar canciones y cuentos mucho antes de estar preparados para leer cualquier texto. La memoria a largo plazo es característico en ellos, una vez captada una información, son capaces de retenerla con mucha precisión.


Un comentario

  1.   Rosa Aznar dijo

    Como madre de un niño con síndrome de williams solo hacer un inciso.por favor no utilicen el término cara de duende.aunque puede parecer un término de lo más normal, para ellos y para sus familias es ofensivo.si nuestro objetivo es integrarles en una sociedad, no echemos más leña al fuego.muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *