El sonambulismo infantil podría tener factores hereditarios

El sonambulismo infantil podría tener factores hereditarios

La Academia Americana de Medicina del Sueño informa de que un de los 17% de los niños son sonámbulos. Ahora, un nuevo estudio canadiense sugiere que los niños son mucho más propensos a tener sonambulismo infantil si sus padres tienen antecedentes de sonambulismo, lo que indica que puede haber un elemento genético en este desorden. Los investigadores encontraron una asociación más pequeña entre la historia de los padres de sonambulismo y un mayor riesgo de terrores nocturnos entre la descendencia.

El sonambulismo es más común en la infancia, sobre todo entre las edades de 3 y 7 años, mientras que los terrores nocturnos  (episodios de gritos, agitación y miedo intenso durante el sueño) a menudo se producen entre las edades de 4 y 12 años. Si bien ambos trastornos, conocidas como parasomnias, suelen disminuir durante la adolescencia, a veces pueden persistir o aparecer en la edad adulta, en particular el sonambulismo.

Para su estudio, el doctor Jacques Montplaisir, del Hopital du Sacre-Coeur de Montreal, en Canadá, y sus colegas se propusieron evaluar la prevalencia de sonambulismo y terrores nocturnos en la infancia, para determinar si existe algún vínculo entre las dos condiciones más tarde en la infancia, y para establecer si una historia familiar de sonambulismo influye en el riesgo de que  un niño padezca sonambulismo o terrores del sueño.

El equipo analizó datos de sueño de 1,940 niños que formaban parte del Estudio Longitudinal de Quebec de Desarrollo Infantil. Los niños nacieron en 1997 y 1998, y se estudiaron los datos recogidos entre 1999 y 2011.

La prevalencia de sonambulismo y terrores nocturnos entre los niños se evaluó anualmente en las edades de 1,5 y 2,5 años hasta los 13 años a través de un cuestionario completado por sus madres, quienes también proporcionaron información sobre la historia de sonambulismo de los progenitores.

Factor hereditario del sonambulismo infantil

Entre las edades de 1,5 y 13 años, la prevalencia global de los terrores nocturnos entre los niños fue de 56,2%. Mientras que el 34,4% de los niños experimentaba terrores nocturnos a la edad de 1,5 años, esto se redujo al 5,3% a los 13 años.

La prevalencia global del sonambulismo entre las edades de 2,5 y 13 años fue de 29,1%. El equipo informa que la tasa de sonambulismo fue relativamente poco frecuente en la edad preescolar, pero constantemente se elevó a 13,4% a la edad de 10 años.

Los resultados del estudio revelaron una relación significativa entre la incidencia temprana de los terrores nocturnos y el desarrollo posterior de sonambulismo. Así, el 34,4% de los niños que tenían terrores nocturnos entre las edades de 1,5 y 3,5 experimentó sonambulismo a los 5 años o más, en comparación con el 21,7% de los niños que no tuvieron terrores del sueño en la primera infancia.

Lo que es más, los resultados revelaron que una historia familiar de sonambulismo estaba asociada con mayor riesgo de sonambulismo en los hijos.

Los niños que tenían un padre con antecedentes de sonambulismo tenían tres veces más probabilidades de sonambulismo en sí mismos que los que no tenían un padre sonámbulo, mientras que los niños con ambos padres con antecedentes de este trastorno tenáin siete veces más probabilidades de tener sonambulismo infantil.

Los investigadores también encontraron que los niños cuyos padres tenían antecedentes de sonambulismo eran casi dos veces más propensos a experimentar terrores nocturnos persistentes del sueño.

Los autores dicen que el estudio tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, la incidencia de sonambulismo y terrores del sueño entre los niños fue reportado por los padres, y no a través de evaluaciones del sueño en un laboratorio clínico o de manera objetiva por los investigadores

Los investigadores publicaron sus hallazgos en la revista JAMA Pediatrics.

 


Categorías

Salud, Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *