¿Crees que es imposible quedarse embarazada en la menopausia?

Aunque la edad en la que una mujer tendrá la menopausia es difícil de predecir, se estima que oscila entre los 45 y los 53 años, más frecuentemente alrededor de los 51. Pero claro cuando hay cifras de por medio, también hay posibilidades de que una mujer se ‘salga del rango’ y deje de menstruar definitivamente a los 40 o a los 56. Como sabéis la menopausia implica el cese de la menstruación y da paso al climaterio, una etapa de tránsito hacia la vejez.

En alguna ocasión ya habíamos hablado acerca de los síntomas, y seguro que encontramos el momento de volverlo a hacer, pero hoy nos queremos centrar más en el riesgo (o posibilidad) de embarazo durante la fase conocida como premenopausia. Aunque ya que estamos, no está de más señalar que a pesar de consistir en cambios hormonales y metabólicos que se producen de forma natural, la menopausia llega con algunas molestias como insomnio, sofocos, posible irritabilidad; y también afecta al aumento de grasa corporal, en el diámetro de la cintura, etc.; y por otra parte se produce pérdida de masa ósea.

Así pues implica muchos cambios para la mujer, quien deberá saber adaptarse a una nueva situación en su vida. Creo que todavía existen muchos tabúes, y sobre todo creo que aún nos cuesta hablar sobre el tema, probablemente porque se valora mucho la juventud (en contraposición con la madurez) y podamos llegar a sentirnos infravaloradas al abandonar el período fértil. En la práctica está claro que una mujer puede seguir siendo activa y sintiéndose bien y saludable, a partir de los 50, y es tan importante cuidarse como apreciar cada fase de la vida, y disfrutarla.

La menopausia no ocurre de la noche a la mañana.

Antes de perder definitivamente la menstruación podemos remontarnos en algunos casos a los 5 años anteriores: la premenopausia se caracteriza por la presentación ocasional de algunos síntomas como sequedad vaginal, cambios de humor, episodios de depresión, inicio en la pérdida de masa ósea, cambios significativos pero inconstantes en los ciclos menstruales (menos sangrado, más sangrado, ciclos largos o cortos…)

Tras la premenopausia ocurre la menopausia que sí que está caracterizada por la presentación de la última menstruación, y la ausencia de sangrado menstrual puede ser estable o durar hasta 4 o 6 meses, por eso aunque con posterioridad se experimente algo parecido a la ‘regla’, se considerará que la mujer tiene la menopausia.

La menopausia implica que la vida de una mujer ya no será cíclica, y eso puede dar cierta estabilidad, además la ausencia de ovulación y menstruación da tranquilidad en las relaciones sexuales, que a pesar de una posible ausencia de flujo vaginal pueden ser satisfactorias (no olvidemos que hoy en día existen soluciones a este problema, si lo queremos considerar así). Entre los cuidados necesarios se encuentra pedir cita con nuestro ginecólogo para que valore la situación y para que nos ofrezca la información que necesitamos.

La última fase del período es la llamada postmenopausia, en la que se reduce considerablemente la producción propia de estrógenos y perdemos esa protección natural frente a alteraciones cardiovasculares. Puede suceder en varios años tras la última menstruación, y los síntomas más molestos podrían llegar a ser muy frecuentes, consulta con tu médico para que te ayude a sobrellevarlos.

menopausia-embarazo

¿Es imposible quedarse embarazada en la menopausia?

Si tenemos en cuenta la menopausia como varias fases que pertenecen a un período extenso de tiempo, podríamos concluir que no es imposible, porque a pesar de que los ovarios mantienen una actividad muy baja, están aún activos, y si no te interesa quedarte embarazada a los 48 años, deberás utilizando anticonceptivos.

Todos conocemos ejemplos de mujeres que se han quedado embarazadas a una edad avanzada de forma natural, los datos cuentan que solo un 0,01 % de partos corresponden a mayores de 47 años. La mayoría de estos casos tienen a bebés sanos que crecen felizmente, aunque corretear tras un niño de 24 meses que puede subir y bajar escaleras a trompicones, y se puede salir del parque en un descuido, no es tan fácil como para las madres que tienen 25 años. Tengo la idea de que un bebé siempre es una alegría para la familia, pero también debemos hablar de los posibles riesgos:

Los óvulos son viejos y transmiten un material genético de poca calidad, aumenta el riesgo de preclampsia, diabetes gestaciones, placenta previa, parto por cesárea, bajo peso al nacer, síndrome de Down, etc. Eso es lo que la ciencia y la medicina nos cuentan, pero si creías que ya estabas en la menopausia y te has quedado embarazada, primero relájate, y después visita a tu ginecólogo.

Por otra parte es cierto que a partir de los 50 años, es muy difícil quedarse embarazada sin recurrir a tratamientos ‘in vitro’ o donación de óvulos.

Dicho esto, lo más probable es que no pienses ni de lejos en quedarte embarazada: tienes hijos adolescentes o ya adultos, y sabes que ahora es su tiempo, que tu no eres joven, pero sí lo eres de espíritu y pensamiento. Es normal que tengas ciertos conflictos internos, y también que los cambios de carácter no son solo atribuibles a la menopausia, sino que tienes que enfrentarte a problemas de tus hijos que te piden consejo. Disfruta de estar viva y de haber vivido todo lo que queda a tus espaldas, abandona el sedentarismo y aliméntate de forma saludable, deja de pensar en lo que fuiste y proyéctate en lo que eres.

Imágenes — TipsTimesAdmin


Categorías

Embarazo, Salud

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *