En el parque

Las tardes de parque, son un verdadero fenómeno para los peques y las madres, los niños pasan el rato compartiendo juegos con sus compañeros mientras disfrutan de la merienda y hacen amigos nuevos que se integran

cada día al parque.

Para ellos, sean grandes o pequeños es importante consumir las energías y adrenalina que tienen acumulada de todo el día después de tantas horas entre lápices y libros.

Las mamis, se cuentan las hazañas  del día, reciben tanto como dan consejos entre ellas, comparten experiencias del trabajo, sala de espera y consulta del medico, sé despejan del trabajo y de las labores del hogar, ero sobre todo  hacen vida social.

Es estresante el día a día de una mujer de familia, por lo que necesita tomar el aire, hablar y escuchar a gente que no sean los niños con los que se pelea cada día, o con el marido con el que últimamente solo comparte conversaciones sobre gastos del hogar y hazañas de cada niño.

En ocasiones es el único rato y lugar donde se sienten comprendidas,

como si ese momento se lo reservaran para ellas, con niños correteando por alrededor, pero no importa son felices así, púes aunque la gente no lo crea ellas saben que tienen un ojo en cada uno de sus hijos, aunque estén uno en cada esquina.

Y al llegar de vuelta a casa, aunque saben que les espera el comienzo de la batalla de duchas y cenas, saben que al próximo día, a alguien encontraran en el mismo lugar para conversar.

Fuente: isc junior


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *