En qué consiste el «Baby Signing» o lengua de signos para bebés

Baby Signing

Los bebés comienzan a desarrollar formas de comunicarse mucho antes incluso de adquirir la habilidad del lenguaje. A través de gestos, aprenden a expresar aquello que quieren o necesitan, primero con el llanto y después con sus propias manos. Esto sucede a partir de los 6 meses aproximadamente, cuando comienzan a desarrollar la motricidad fina y los movimientos de sus manos les permiten expresar aquello que desean.

Esa forma de comunicarse tiene un nombre para muchos desconocido, se trata del método «Baby Signing» o lengua de signos para bebés. De una forma simplificada, la lengua de signos para bebés se podría comparar con la lengua de signos para personas con discapacidad auditiva, además de aquellos que presentan dificultad en el habla. Pero en el caso de los bebés, la lengua de signos es adecuada para todos, ya que se aplica de una edad en la que no existe la capacidad de hablar.

En qué consiste el Baby Signing

El ser humano tiene la necesidad innata de comunicarse, y para ello, busca naturalmente la forma de hacerlo en cualquiera de las etapas de la vida. Desde el mismo nacimiento, los bebés utilizan el llanto para expresar aquello que necesitan, incluso, utilizan diferentes tipos de llanto, con variaciones en la intensidad, para que a la madre sea más fácil comprenderlo.

Poco a poco van introduciendo nuevas formas de hacerse entender, con balbuceos, con las expresiones de su cara e incluso, con gestos que hacen con sus pequeñas manitas, es decir, utilizan lo que se llama la comunicación no verbal. Esto no es más que pura adaptación al medio, para «sobrevivir» necesitan hacerse entender y de forma natural utilizan las armas a su alcance. El baby signing no es más que una forma de ampliar esos pequeños gestos que ya saben hacer los bebés, para que de esa forma, podamos comunicarnos con ellos de una forma más extensa.

En realidad, esos pequeños gestos que se usan de forma generalizada como señalar con el dedo, cerrar la manita para decir adiós o mandar besitos con la mano, son ya una forma de comunicarse con señas. Es decir, tú misma podrías inventar todo tipo de gestos para generar un lenguaje con tu bebé. No obstante, es más apropiado utilizar el lenguaje general porque así tu bebé podrá utilizarlo con otras personas y no exclusivamente contigo.

Eso es en sí el método del Baby Signing, un lenguaje que ya recoge todos los signos y palabras correspondientes. Aunque el método se inició con la lengua de signos americana, se ha comprobado que puede adaptarse a cualquier lengua de signos que ya exista.

Beneficios de la lengua de signos para bebés

Comunicarse a través de una lengua de signos es beneficioso para todos los niños. Al igual que queremos que aprendan otros idiomas, para ampliar sus conocimientos y su capacidad para encontrar el mejor trabajo o desenvolverse en otros países. La lengua de signos para bebés les permitirá comunicarse con personas con discapacidad auditiva o problemas de habla.

Lo que no afecta necesariamente a personas sordas o mudas, por ejemplo, para los niños con Trastorno del Espectro Autista, con Síndrome de Down o cualquier otro tipo de discapacidad que afecte al desarrollo del lenguaje, la lengua de signos para bebés puede ser la mejor manera de comunicarse. Incluso en muchos casos, quizá llegue a ser la única forma posible de comunicarse, como en los casos más severos del autismo.

Pero los beneficios del Baby Signing van mucho más allá, ya que incluso en los casos de niños que no presentan ningún tipo de trastorno ni problema asociado al desarrollo del lenguaje, poder comunicarse con la lengua de signos puede ser realmente beneficiosa. Imagínate una situación muy común como despedirte de tu hijo mientras está en el autobús escolar, poder decirle que le quieres, que lleva su desayuno en la mochila o que estarás esperándole a la vuelta, mediante la lengua de signos. Sin duda se trata de una forma de fortalecer los lazos afectivos y un aprendizaje muy importante para la vida de cualquier niño.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.