¿En qué consiste el método Doman para aprender a leer?

Niña leyendo

Leer a los niños es un hábito en muchos hogares y una herramienta fantástica para fortalecer vínculos e instruirles en muchos temas de forma lúdica. Y que bonito es cuando son ellos quienes empiezan a querer leer y podemos ayudarles a hacerlo. No es sin embargo, un camino fácil, por eso existen diferentes metodologías para hacerlo. El método Doman destaca entre estas como una alternativa efectiva para facilitar el aprendizaje temprano de la lectura. Descubre en qué consiste el método Doman para aprender a leer y cuáles son las claves de este enfoque único

¿En qué consiste el método Doman?

El método Doman, creado por el pedagogo estadounidense Glenn Doman y popularizado en la década de 1960, se apoya en la idea de que cuanto más pequeño es un niño más facilidad tiene para aprender y que, especialmente durante los seis primeros años (periodo que el denomina ‘génesis del genio’) esa capacidad de aprendizaje es superior a la que tendrá el resto de su vida.

Doman determinó que el método silábico no era el más apropiado para aprender a leer, y creo un método basado en una serie de tarjetas con palabras de una misma categoría escritas en letras grandes y diseñadas para a modo de juego, enseñárselas y recitárselas al niño tres veces al día en periodos cortos de tiempo.

Aprender a leer con el método Doman

Se parte de la idea de los bits de inteligencia, unidades básicas de información que el niño puede llegar a entender o comprender. Estos deben escogerse cuidadosamente creando en un principio cinco series de tarjetas que cuenten cada una con 5 palabras de una misma categoría (frutas, cuerpo humano, cocina…). Estas se presentarán brevemente, leyendo el adulto en voz alta cada uno de ellas y dejando pasar pocos segundos entre una serie y otra.

Doman afirmaba que los bebés son capaces de reconocer letras y palabras si estas son suficientemente grandes. Así, poco a poco cuando reconozca la mayoría de palabras de las primeras tarjetas se irán añadiendo nuevas categorías siempre con sus cinco palabras correspondientes. Y a medida que avance se irá disminuyendo algo de tamaño de la letra y añadiendo al juego tarjetas con dos palabras, frases cortas, frases un poco más largas y, finalmente microcuentos cuentos que le resulten interesantes.

Las claves del método Doman

Ya sabemos en que consiste el método Doman. Sin embargo, tan importante como saber en qué consiste o cómo podemos replicarlo, es saber cómo estimular a los niños correctamente y cuál debe ser nuestro papel como adultos para que resulte un éxito. En definitiva, las claves para el éxito del método Doman:

Niño leyendo

La actitud de los adultos

Resulta fundamental plantear la lectura como un juego, como una actividad apetecible con la que tanto niños como adultos se diviertan. Los niños a esas edades siempre estarán interesados en aprender y explorar, pero no lo harán si lo acaban asociando con algo rígido o que genera frustración. Por eso es importante leer las tarjetas con el entusiasmo necesario, con un voz alta y clara pero amable y recompensar la atención del niño y sus intentos por reproducirlas.

La duración de las sesiones

Otro aspecto importante es la duración de las sesiones de aprendizaje que siempre deben ser cortas y terminar antes de que el menor exprese que quiere que terminen. Es importante que el niño no se canse en estas sesiones para que lo asocie con algo positivo y que de esa forma, en algún momento, sea el quien demande este juego. En ese sentido, por tanto, las sesiones deben ser flexibles y adaptadas a cada niño.

Ritmo personalizado

Si bien en método nos habla de cinco series de cinco tarjetas, con un pequeño descanso de unos segundos entre serie y serie, el éxito del método se basa en adaptarlo al ritmo de aprendizaje de cada niño, potenciando un aprendizaje individualizado. Por tanto, comienza por una serie y ve alargando las sesiones a medida que el niño s encuentre cómodo hasta las cinco. No pasa nada si las alargas demasiado pronto y debes volver atrás, se trata de ser flexibles.


Las tarjetas

Escoge correctamente el material. Unas cartulinas blancas rígidas son el mejor aliado para crear las tarjetas que deberán ser en un principio de 15×60 centímetros . En estas deberás escribir las palabras con un rotulador utilizando el mismo tipo de letra minúscula en todas ellas.  Para comenzar, utiliza un rotulador rojo y letras de 10 centímetros de alto, después cambia al negro y ve disminuyendo ligeramente el tamaño de las letras.

Tarjetas método Doman

La celebración

Durante las primeras sesiones (de tres a cinco cada día) lo ideal es presentar al niño las palabras durante 8-10 segundos y decirle que pone para después retirar la tarjeta y esperar un minuto antes de repetir el proceso con la segunda palabra de la serie. Así, hasta completar la quinta y felicitar al niño si ha permanecido atento.

Una vez hayamos introducido la segunda y la tercera serie, será interesante además preguntar al niño al mostrarle una tarjeta ¿qué es eso?. Si el niño en 10 segundos contesta lo que es se mostrará alegría y se le felicitará, incluso físicamente a través de abrazos. Si no dice la palabra o se equivoca, con un tono también alegre que no implique decepción se le dirá algo así como “esto es X, ¿verdad?”.

Recuerda que en todo momento el método Doman para aprender a leer debe plantearse como un juego y que no debemos forzar a los niños con el fin de que aprendan antes que el resto o a una edad determinada. Lo importante es pasar tiempo con ellos.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.