Encopresis Funcional

Encopresis funcional

Como es natural a una madre le preocupa el bienestar de su hijo y sobre todo las madres que son primerizas les preocupa mucho los tipos de enfermedades que pueden o no tener y por ello es necesario informarse lo mejor posible sobre alguna de ellas como puede ser la Encopresis Funcional.

La Encopresis Funcional es uno de los muchos trastornos de eliminación que pueden tener nuestros hijos y se trata de la eliminación constate de heces en lugares inapropiados, tanto si es voluntario como intencionado. Este patrón conductual debe estar presente al menos durante tres meses y la edad evolutiva del niño no debe ser inferior a cuatro años.

Alguna de las características a las que debemos de estar pendientes son las siguientes:

  • Es más común durante el día que en la noche
  • En la mitad de los pacientes, el control intestinal no está todavía aprendido, por lo que el síntoma puede ser considerado como un reflejo de una fijación evolutiva temprana (encopresis primaria)
  • En la otra mitad, los niños aprendieron inicialmente el control intestinal, han sido capaces de contener al menos durante un año, y luego se ha producido la regresión (encopresis secundaria)
  • La encopresis secundaria empieza normalmente hacia los 8 años.
  • El hecho de ensuciarse puede ser accidental (el niño trata de ocultarlo) o deliberado (desafiante).
  • Se presenta por lo menos un episodio al mes, por lo menos durante tres meses.
  • La edad cronológica es de cuatro años.

Encopresis

Alguno de los factores que la producen se pueden dividir en dos grupos, el primero tiene una base fisiológica y el segundo parece tener una base emocional.

  • Se asocia frecuentemente con el estreñimiento y con la impactación fecal. A menudo, la materia fecal dura queda retenida en el colon con el paso de heces suaves o semilíquidas que rodean las heces impactadas. Este problema no está bajo el control consciente del niño y se puede presentar durante el día o la noche.
  • Otras causas pueden estar relacionadas con la falta de entrenamiento para utilizar el sanitario, entrenamiento a edad muy temprana o un trastorno emocional como el trastorno de oposición desafiante o por un trastorno de la conducta.

Es importante no hacer sentir mal al niño/a que tiene este problema, ya que una mala reacción de los padres puede hacer que caiga en una “depresión” y le cueste más pasar esta etapa.

Más información- Enfermedades Infantiles.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *