Enseña a tus hijos a hacer mapas mentales

De un tiempo acá todo son mapas mentales, ¿pero qué son? Y lo más importante ¿para qué sirven y cómo puedo enseñar a mi hijo a utilizarlos si son tan eficaces? Los expertos recomiendan que tengamos la edad que tengamos, los utilicemos porque la motivación y el entretenimiento que hemos utilizado en elaborarlos es un factor clave para ser eficientes. Por tanto podremos recordar mejor los conceptos que se han incluido en ellos.

Los mapas mentales potencian la capacidad de memorización y de asociación de ideas. En Internet encontrarás distintas aplicaciones para descargarte y hacer mapas mentales. Con ellos tus hijos podrán trabajar, pero aquí te proponemos que entiendas en qué consisten y así puedas ayudarles a construir sus propios mapas mentales.

Mapas mentales y autoconstrucción

 

Ciertas investigaciones pedagógicas se basan en el concepto de autoconstrucción, es decir, en el aprender haciendo. Esta capacidad cognitiva y de construcciones mentales comienza alrededor de los 6 años edad. A esta edad es a la que se recomienda iniciar a los niños en los mapas mentales.

La estrategia de los mapas mentales consiste en crear una estructura de algún tema que se ha aprendido, o que se tiene que aprender y que el niño puede expresarla de forma esquemática a través de palabras claves, dibujos, o ideas. La idea es que el niño o la niña exponga en el papel con sus propios términos y palabras su autoconstrucción mental de los significados. Esta construcción no tiene que venir siempre en palabras, sino también en colores, figuras o dibujos.

Una de las ventajas de los mapas mentales es que en su elaboración se activan numerosas habilidades corticales, lo que favorece una rápida memorización. Si está hecho con dibujos, pues aún mejor, porque las imágenes mejoran la memoria y la capacidad de asociar ideas y conceptos. De media, los niños y niñas tienen un porcentaje de reconocimiento de imágenes de entre un 85 y 95%.

Cómo construir un mapa mental


Para elaborar un mapa mental es importante tener uno o varios folios, lápices y rotuladores de colores, y tiempo. Lo primero que haremos será elegir un tema central, y nos aseguraremos de que éste ocupa un lugar prominente en el folio. Por ejemplo, para hacer un mapa mental sobre las vacaciones de verano, habrá niños que pongan una piscina y otros la playa o la montaña. Todo es válido es cada uno el que elige la representación.

De esta idea central irán saliendo brazos, por ejemplo, si vamos en avión, dibujaremos un avión, pondremos una maleta, (para no excedernos en el peso) los billetes, el seguro, quien vendrá a llevarnos o recogernos al aeropuerto. Otro brazo puede ser por ejemplo, si el lugar al que vamos hay playa que el niño dibuje qué deporte le gustaría practicar: vela, snorkel, windsurf.

Otro de estos brazos siguiendo con el ejemplo del verano es que el niño vaya dibujando qué cosas debe llevar para no olvidar: los libros para leer, un cuaderno si quiere dibujar, regalos para los abuelos…Te hemos puesto este ejemplo para que entiendas que los mapas mentales no solo sirven para aprender conceptos y memorizar temas del aula, sino que con ellos puedes ayudar a tus hijos a organizar su cabeza. Con un simple vistazo, irán chequeando en qué consisten las vacaciones de verano para ellos, y los más importante ¡se habrán divertido haciéndolo, con lo que el proceso de memorización y sinapsis es mayor!

¿Se puede hacer un mapa mental en grupo?

Campamentos para niños

 

Por supuesto que la creación de mapas mentales puede ser individual o en grupo. Algunos especialistas relacionan los mapas mentales con el pensamiento colectivo o la lluvia de ideas. Puedes plantearlo como que cada participante haga suya una rama del tema central. Y después de echarle un vistazo, el resto vaya llenando lagunas. Otros tendrás conexiones y relaciones que antes no se habían planteado. Este trabajo incentiva la generación de nuevas ideas.

Como ejercicio, si tienes niños de edades parecidas, puedes utilizarlo para repasar temas del aula, ya sea de literatura, comentarios de texto, historia o ciencias. Como hemos insistido la principal virtud de los mapas mentales es que el aprendizaje se realiza desde la conexión de diferentes áreas del cerebro.

Los mapas mentales tienen un primo muy cercano, los mapas conceptuales, de los que te hablaremos muy pronto y que resultan muy útiles durante la Secundaria y Bachillerato.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.