Enseñar a los niños a compartir

Kids playing in the room

Los niños cuando empiezan a comprender que no son la misma persona que mamá y papá, es decir, aproximadamente hacia los dos años, empiezan a afianzar su personalidad y su propia identidad. Es en esta edad cuando empiezan las rabietas, los lloros e incluso el chantaje emocional a los padres para poder conseguir las cosas que los pequeños quieren.

Es a partir de esta edad cuando los niños nos muestran algo maravilloso a los padres y a su mundo más cercano: su personalidad. Pero están formando su personalidad y su carácter por lo que necesitarán que los padres le guíen en este proceso para que puedan relacionarse bien con los demás, siendo empáticos y pudiendo desarrollarse de la mejor forma posible en armonía con el entorno.

compartir nenes

Una forma de enseñar a los pequeños a desarrollarse en armonía es enseñarles a compartir con los demás. Los niños a edades tempranas no quieren compartir porque están en la etapa egocéntrica y no ven más allá de ellos mismos y de sus necesidades. Si no se les enseña a compartir y a ver los beneficios que tiene junto con los demás, es posible que no salgan correctamente de la etapa egocéntrica a medida que pasen los años.

Si esto ocurriera, los niños que no aprenden a compartir y se quedan “anclados” en la etapa egocéntrica se volverán unas personas egoístas e incluso ególatras. Una forma de ayudar a los niños a compartir es desde que son pequeños jugar con los demás, hacer juegos de equipos, enseñarles a tolerar la frustración ante la derrota y a compartir con sus iguales.

Lo que no se debe hacer nunca es obligar a un niño a  hacer algo que no quiere. Si en algún momento no quiere compartir las cosas con los demás no hay que obligarle porque los sentimientos que le generarán serán de resentimiento, y los sentimientos negativos nunca serán buenos maestros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *