Entrevista a Oscar González: “estamos avanzando la edad de comprar a los niños un smartphone”

oscar-gonzalez

Oscar González es profesor de Educación Primaria , además de conferenciante, escritor y asesor educativo; os lo presentamos como un profesional comprometido con el cambio educativo y convencido de que solo a partir de una relación más fluida entre la escuela y la familia, será posible mejorar la educación. Fundador de la Alianza Educativa y de la Escuela de Padres con Talento, también se dedica a formar a familias en temas de interés para las madres y los padres.

Oscar es autor de libros muy recomendables: “Familia y Escuela. Escuela y Familia”, “El cambio educativo”, y 3 volúmenes para aprender a educar con talento, sentido común y criterio, se llaman “Escuela de Padres” y sus contenidos están divididos por edades desde los 0 años hasta la adolescencia (incluida). Le hemos entrevistado para Madres Hoy, porque queríamos que nos diera su visión sobre el ciberbullying, puesto que sabemos que es un tema que como docente le preocupa mucho. Como sabéis, la semana pasada se publicó un nuevo informe de la Fundación ANAR, y quisimos saber su opinión. Esperamos que os guste la entrevista.

Madres Hoy: Como sabes, acabamos de saber que (según un informe de la Fundación ANAR) el ciberbullying está aumentando, y su incidencia en mayores de 13 años es del 36 % respecto al total de casos de acoso escolar. ¿Crees que no estamos sabiendo guiar a nuestros menores en un uso saludable de las TIC?

Oscar González: Estoy convencido de que es así. Dejamos ordenadores, smartphones, tablets, etc. en manos de nuestros hijos a edades cada vez más tempranas pero muchas veces sin ningún tipo de guía o supervisión lo que considero un auténtico error con unas consecuencias que ya estamos viendo. Nuestra obligación y responsabilidad es implicarnos y estar al día para educar a nuestros hijos en un uso seguro y responsable de estas tecnologías.

MH: Hace unos pocos años la directora de un IES en Catalunya, intervino ante un episodio de ciberbullying producido fuera de las paredes del centro, pero que afectaba a sus alumnos. En tu opinión, ¿existe aún demasiada pasividad por parte de la comunidad de docentes?

O.G.: Más que pasividad es porque consideramos que nuestro trabajo se da única y exclusivamente en aula cuando realmente no es así. Educamos por y para la vida. Debemos ofrecer herramientas que ayuden a nuestros alumnos a enfrentarse a los problemas reales de la vida. Eso es la esencia de la educación y no saber resolver únicamente problemas matemáticos. Por este motivo cuando han venido alumnos y alumnas a mis clases contándome problemas que les han ocurrido en los famosos grupos de Whatsapp les he escuchado y animado a tomar acción. Muchos dirán ¿por qué te metes ahí? Y mi respuesta es simple: no podría dormir tranquilo sabiendo lo que está ocurriendo con ese alumno al que insultan, amenazan, etc. ¿quizás por que no cuentan con las herramientas necesarias para hacer frente al problema?

Es cierto que no contamos con las herramientas necesarias y aquí hago un llamamiento a nuestros dirigentes políticos para que de una vez se preocupen por la educación e inviertan en medios para hacer frente a este grave problema. Los profesores precisamos de una formación específica que nos ayude a prevenir, a identificar cuando ocurre algún problema de este tipo (ciberbullying) y sobre todo a actuar para dar solución al mismo. Y esto es un trabajo de equipo en el que precisamos que la comunidad educativa tome conciencia de la gravedad del mismo. Recordamos el famoso proverbio africano “para educar a un niño necesitamos la tribu entera”.

MH: Pero está claro que la responsabilidad debería ser compartida, ¿no? También hace unos años leía a Pere Cervantes y Oliver Tausté afirmar que los padres y madres parecían aletargados, y quizás no dan la importancia merecida a determinados comportamientos de sus hijos en la red. Sin ánimo de generalizar… ¿somos demasiado permisivas o permisivos?

O.G.: Estoy totalmente de acuerdo con Pere Cervantes y Oliver Tausté (Pere además es un gran amigo). Más que permisividad afirmaría que es una “dejación de funciones”. Creemos que ellos saben más que nosotros y ya está bien así. Pero no: es necesario que desde que son pequeños dediquemos tiempo a navegar con ellos por internet, a supervisar el acceso a los contenidos, etc. Debemos establecer unos límites: tiempo de conexión, momentos de uso, etc. Para conseguirlo es necesario que nosotros actuemos con nuestro ejemplo.

MH: No es extraño ver a niñas y niños de 9 años con smartphone propio, o a chicos de 12 publicando fotos íntimas en Instagram, parece que se ha perdido un poco el equilibrio, ¿cómo deberíamos reaccionar para recuperarlo?

O.G.: Cada vez avanzamos más la edad en la que ponemos en el bolsillo de nuestros hijos un smartphone. Muchas veces sin tan siquiera pedirlo ellos. Somos los adultos los que les creamos esa necesidad. Para recuperar ese equilibrio deberíamos empezar por nosotros mismos demostrando que se puede vivir sin Facebook, sin WhatsApp, etc. Es difícil pero debemos hacerlo. Además, si damos el paso de comprarles el teléfono es con una condición: que los padres hagamos un seguimiento y supervisemos que se hace un uso correcto del mismo. ¿Cómo puede una niña de 10 años colgar fotos íntimas en Instagram sin que sus padres se enteren? ¿En qué mundo vivimos?

MH: Y por cierto, sé que cada familia es un mundo y que a veces hay necesidades que los demás ignoran, pero ¿a qué edad puede un menor usar por su cuenta un dispositivo con seguridad?

O.G.: Siempre digo lo mismo: es difícil establecer una edad concreta porque esto va ligado con la madurez y el desarrollo del niño y cada niño es un mundo que crece a un ritmo distinto. Por este motivo habrá niños que con 14 años estén preparados para hacer un uso responsable del dispositivo y otros con 18 que son un peligro con el móvil en sus manos.

MH: ¿Hasta qué edad crees tu que sería conveniente la supervisión materna o paterna?

OG: Por sentido común creo que hasta los 18 a partir de ahí que el “niño” es mayor de edad deberá mostrar y demostrar que es lo suficientemente responsable para que no tengamos que ir detrás de él en plan policía.

MH: Cuéntanos qué pueden hacer los maestros y profesores para prevenir el ciberbullying.

OG: La verdad es que podemos hacer bien poco ya que los casos de ciberbullying al contrario que el bullying no se suelen dar en el centro escolar sino fuera del mismo. Y en muchas ocasiones este ciberacoso no se produce entre compañeros de clase sino con personas que nos cruzamos en la red… De ahí al dificultad nuestra para intervenir. No obstante podemos hacer un trabajo de prevención ya que podemos explicar a los niños qué es el ciberbullying y qué es lo que deben hacer en caso de sufrirlo (o si son conocedores de alguien que lo está padeciendo). Si nos llega la información nuestra obligación es ponerlo en conocimiento de las autoridades competentes en colaboración con las familias de nuestros alumnos.

MH: Y por favor, ayúdanos con esto: ¿sabes qué signos podrían indicar que un niño o niña podría estar siendo víctima de cualquiera de las formas de bullying?

OG: El bullying y el ciberbullying son totalmente distintos y las formas en que se presentan también.

Veamos el BULLYING:

  • Pérdida de objetos o material escolar.
  • Rechazo repentino a ir al colegio (el domingo por la tarde se muestra especialmente nervioso-ansioso y pone excusas).
  • Rotura de ropa, marcas-moratones (siempre pone excusas para justificarlas).
  • Cambio de hábitos/patrones de sueño-alimentación.
  • Llora sin motivo aparente.
  •  No quiere ir a excursiones, cumpleaños, etc.
  • Baja su rendimiento escolar.
  • Cambios de humor.
  • Pierde interés en juegos o intereses habituales.
  • CIBERBULLYING:

    Es difícil determinar si está siendo víctima a menos que lo cuente. Estas son algunas pautas para combatirlo

    • No contestes a las provocaciones, ignóralas. Cuenta hasta cien y piensa en otra cosa.
    • Compórtate con educación en la red.
    • Si te molestan, abandona la conexión y pide ayuda.
    • No facilites datos personales. Te sentirás más protegido/a.
    • No hagas en la red lo que no harías cara a cara.
    • Si te acosan, guarda las pruebas.
    • No pienses que estás del todo seguro/a al otro lado de la pantalla.
    • Advierte a quien abusa de que está cometiendo un delito.
    • Si hay amenazas graves pide ayuda con urgencia.

    MH: Teniendo en cuenta que no solo eres docente, sino que además cuentas con mucha experiencia acumulada en el contacto con familias, me gustaría que nos dieras unas pautas para el uso seguro de la tecnología.

    O.G.: Estas son algunas pautas para navegar seguros por la red:

    • Dedica tiempo a navegar con tus hijos: conéctate con ellos y acompáñalos para conocer mejor sus intereses y preferencias.
    • Establece tiempos de conexión. Comprueba que estos se cumplen.
    • Ubica el ordenador en un lugar común de la casa (facilita la supervisión).
    •  Comprueba que acceden a páginas adaptadas a su edad.
    • Facilítales información sobre los posibles contenidos nocivos que se pueden encontrar.
    • Explícales las medidas de seguridad que deben tomar a la hora de conectarse.
    • Haz uso de algún programa de filtrado o control parental

    Y hasta aquí la entrevista con Oscar González, al que agradecemos su disposición a colaborar con Madres Hoy, y le animamos a que siga con su excepcional tarea de apoyar a las familias que buscan la mejor forma de educar a sus hijos. Por nuestra parte, también esperar que os haya gustado y que hayáis aprendido mucho.


2 comentarios

  1.   Brenda dijo

    Muchas gracias por la entrevidta Macarena, yo compre un celular para mi niño de 15 años, el esta muy contenido con los juegos de accion, saludos.

    1.    Macarena dijo

      Gracias por comentar Brenda; comprar el primer smartphone a los 15 años es ser una madre sensata, aunque como dice Oscar González, cada familia es un mundo, y lo que procuraremos siempre es que realicen un buen uso. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *