Episiotomía: una práctica no exenta de riesgos

A principios de este mes la asociación El Parto es Nuestro denunciaba un cartel colgado en un hospital canario, cuyos mensajes contradecían pautas de protocolos oficiales en la atención al parto. Más grave aún era el apoyo por parte del gobierno de las islas Canarias y el Servicio canario de Salud, apareciendo ambas instituciones en el cartel. Me llama la atención especialmente la siguiente pauta: “favorecer realización de episotomías centrales vs laterales. Favorecer intradérmicas”; y más cuando en la Estrategia de atención al parto normal del Ministerio de Salud se especifica claramente, que ‘“cuando sea necesaria” la episotomía será medio-lateral, y su sutura de material reabsorbible’.

Corre por ahí cierto mito asegurando que la episiotomía (por ser un corte perfecto y limpio) es mejor que un desgarre, pero ¿es eso verdad? Pues debéis saber que tal práctica quirúrgica, no está exenta de riesgos, como infecciones, o una pérdida excesiva de sangre. Además no está demostrado que se reduzca el riesgo de trauma perineal severo, o de una mejor recuperación perineal usando esta técnica. Tampoco sería útil en la reducción de incontinencia urinaria.

Ideas falsas sobre la episiotomía.

La episiotomia es un corte del perineo (zona entre el ano y la vagina) que se practica durante el expulsivo, con el convencimiento de que se facilita la salida del bebé, previniendo los desgarros. Pero pensemos bien: no solo se corta la piel perineal, también los tejidos y músculos que los conectan. Las evidencias desaconsejan este procedimiento quirúrgico de forma habitual, de hecho, la propia OMS indica claramente que (de realizarse episiotomías en un centro hospitalario) éstas no serán rutinarias.

Es una intervención quirúrgica, así que se asocia a infecciones, mala cicatrización, sangrados abundantes, dolor en el coito… ; en absoluto es inocua, y no se debería utilizar con la frecuencia con la que se hace. Existen ciertas creencias que mantienen la falta de confianza en el cuerpo de la mujer, y los procesos fisiológicos sin intervención. En una ocasión escuché una idea de lo más extraña en relación a la episiotomía que la justificaba para prevenir del daño cerebral al bebé, quien durante el parto se ‘golpea’ contra el perineo.

Pero se puede parir sin intervencionismo, sin desgarros, y sin riesgos para el bebé.

Si no quieres que te corten el periné…

Infórmate de las prácticas de atención al parto en el lugar dónde quieres parir, consulta si siguen las estrategias para la atención al parto normal, habla con la coordinadora del servicio de obstetricia, presenta un Plan de Parto, busca alternativas si lo crees necesario. Aquí hablábamos del masaje perineal para relajar y fortalecer la zona; y debes saber que parir libremente, en la postura que el cuerpo te pida, y moviéndote si es necesario, facilita el expulsivo ¡y sin desgarros!

Es preciso visibilizar que la oxitocina sintética, la monitorización, maniobras como Kristeller, … te colocan en situación de desventaja dificultando el trabajo de parto.

¿Te han hecho una episiotomía y no sabes cómo cuidar el corte?

Recuerda lavar con agua y jabón la zona, secando suavemente también (mejor ducha que baño), y si puedes aséate también después de ir al water. Controla el dolor con hielo local o agua y sal, tomando analgésicos (tanto el ibuprofeno como el paracetamol son compatibles con la lactancia). Para que tu periné se ponga en forma después de la intervención, consulta con la matrona, o una buena profesional de la fisioterapia, y que te aconsejen. Si tienes síntomas de infección (hinchazón, fiebre, enrojecimiento…) acude a un médico.

Imagen — Wellcome Images

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Embarazo, Moda, Salud

Hace 14 años y medio conocí a mi gran maestro, dos años después llegó al mundo una persona que hace honor a su nombre (Sofia); no se parecen a los hijos de mis sueños porque son mucho mejores... Con 13 años quería ser escritora, pero a los 21 me convertía en trabajadora social... Es esta una época de muchos cambios para mí, así que tras volver a la que es mi profesión, paré de escribir, pero me lo he pensado mejor porque me apasiona comunicar y comunicarme, así que me atrevo con todo. Recientemente me he transformado tanto como las crisálidas y aunque no soy creyente, se podría decir que en lo espiritual 'he renacido' para situarme de otra forma en el mundo. Estoy ansiosa por contaros cosas.... y que me contéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.