Eritema solar o quemaduras, cómo evitarlas

Eritema solar o quemaduras

El eritema solar es una inflamación que aparece por una exposición excesiva al sol. Es frecuente que le ocurra a los niños debido a que su piel es mucho más sensible y delicada que la de un adulto, por eso se deben proteger tanto como sea posible, especialmente durante los primeros años de vida.

Qué aspecto tiene

En las partes del cuerpo expuestas al sol, aparecen manchas rojas que causan un fuerte picor. Si esto sucede estaríamos ante una quemadura de primer grado, es decir, el clásico eritema solar. Una forma de saber si se trata de un eritema o no es estirando la piel del niño entre dos dedos, si se pone blanquecina, es que existe eritema.

Cómo prevenirlo

Para evitar quemaduras es conveniente evitar las horas en las que el sol es más fuerte (desde el mediodía hasta las cinco de la tarde, aproximadamente). Además se deberá aplicar crema solar adaptada a sus necesidades, disponer de una sombrilla para evitar estar continuamente expuesto al sol y usar ropa adecuada, como por ejemplo una gorra.

¿A qué fototipo pertenece tu hijo?

Fototipo 1

  • Cabello: Rubio platino, albino o pelirrojo.
  • Ojos: Grises o azul claro.
  • Piel: Lechosa, pecosa o muy sensible.

SPF recomendado: Pantalla total.

Fototipo 2

  • Cabello: Rubio o castaño claro.
  • Ojos: Azul intenso o castaño.
  • Piel: Clara, algo sensible.

SPF recomendado: 35-40

Fototipo 3

  • Cabello: Castaño.
  • Ojos: Verdes, avellana o marrón oscuro.
  • Piel: Beige o color galleta.

SPF recomendado: Más de 20.

Fototipo 4

  • Cabello: Oscuro.
  • Ojos: Oscuros.
  • Piel: Café con leche, olivácea, se broncea con facilidad.

SPF recomendado: 10-15.

Más información – Consejos para viajar durante el embarazo

Foto – Fotoblogx


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *