Errores de padres que afectan a la autoestima de los niños

Si es que ser padres no es tarea fácil. Todos tenemos nuestros patrones mentales de nuestra infancia que muchas veces repetimos sin cuestionarnos. Sin ser realmente conscientes de las consecuencias de nuestras palabras y actos con nuestros hijos en sus pequeñas mentes en crecimiento. Por eso hoy quiero tratar los errores de padres que afectan a la autoestima de los niños.

Autoestima en niños

Como ya vimos en otros artículos como “Cómo fomentar la autoestima en niños”, la autoestima es un pilar fundamental para nuestro correcto desarrollo mental. Y su origen comienza en las experiencias que tenemos en la infancia, sobre todo con las principales figuras de apoyo. Es decir, los padres son los principales responsables de la autoestima de sus hijos.

De su autoestima dependerá su felicidad, su manera de relacionarse con los demás y con el mundo y el significado de su autoconcepto y autovalía. Su autoestima determinará en gran parte su salud emocional. Por eso es tan importante cuidarla en los más pequeños y saber que comentarios y actitudes eliminar de nuestro repertorio que puedan afectarles negativamente.

Como padres siempre buscaremos lo mejor para nuestros hijos. Y en el camino entra aprender y desaprender patrones obsoletos que tenemos instaurados (seguramente de como nos educaron a nosotros mismos) que pueden hacer mella en el desarrollo de su autoestima. Veamos los principales errores de padres que afectan a la autoestima de los niños, para evitar hacerlo.

Errores de padres que afectan a la autoestima de los niños

  • Exigirles demasiado. En ocasiones esperamos y deseamos que nuestros hijos cumplan con nuestras expectativas. Que hagan lo que nosotros no supimos o no pudimos hacer, que lleguen a lo más alto, que sean los mejores… pero te estás olvidando de algo muy importante. Tu hijo no llegó a este mundo para cumplir las expectativas de nadie, ni siquiera las tuyas. Es una persona única con deseos diferentes de los tuyos, que debe buscar y encontrar por si mismo. Presionarles demasiado provoca que crezcan con el sentimiento de no ser lo suficientemente buenos y de no estar a la altura.
  • Criticarles. Si nos fijamos constantemente en todo aquello que no se les da bien o que no saben hacer, estamos pasando por alto todas sus partes positivas. En consecuencia, cuando sea mayor hará lo mismo. Verá y se fijará solo en sus errores, minimizando sus cualidades.
  • Evitar las comparaciones. Da igual si es con su hermano, primo o compañero de clase. Se debe evitar las comparaciones que tanto daño hacen. Debemos enseñarles que son personas únicas, y que cada uno tiene sus puntos fuertes.
  • Olvida las etiquetas. ¿Cuántas veces habremos oído lo de este niño es malo o este niño es tonto? Si desde pequeño te están repitiendo constantemente que eres malo te lo acabarás creyendo, y actuarás en consonancia con tus creencias. Deberemos evitar las etiquetas y centrarnos en los comportamientos. “Eso que has hecho no ha estado bien” en lugar de “eres malo, ¡mira lo que has hecho!”. En la primera nos centramos en un acto y la segunda se fija en su personalidad, en algo inalterable.
  • No valorar sus logros. Cada niño tiene su ritmo y lo normal es que no sepan hacer las cosas a la primera ni a la segunda. Valora sus logros y avances por pequeños que sean, en lugar de reñirles por no saber hacerlo bien. Fíjate más en el esfuerzo que en el resultado.
  • Dar ejemplo. No lección más valiosa que el ejemplo. Analiza como está tu autoestima, en cómo te hablas y como hablas de los demás. Puede que estés enviando señales de poca autoestima y no seas consciente. En el caso de tener baja autoestima en nosotros deberemos trabajar en ella.
  • Hacerle todas las cosas. Los niños según su edad y capacidades deberán ir tomando responsabilidades. Esto les permitirá crear recursos y tener una buena maduración. Si se lo hacemos todo los estamos privando de conseguir una buena autoestima e independencia.

Porque recuerda… algo tan valioso como la autoestima no es para tomárselo a la ligera.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.