¿Es buena idea dejar a tu hijo adolescente que vaya a un concierto solo?

adolescentes que van de concierto

Muchos adolescentes sueñan por ir a un concierto de sus artistas favoritos. Ir a un concierto sin la seguridad de que le lleve un padre o una madre puede ser toda una aventura para un adolescente, pero como cualquier adolescente que quiera mostrar su identidad, querrá hacerlo. Para un padre o una madre, permitir que un hijo vaya a un espectáculo de este tipo sin sus protección, puede ser una perspectiva de lo más aterradora.

Si tu hijo adolescente lleva tiempo diciéndote que quiere ir a un concierto con sus amigos, es posible que estés pensando en dejarle o no dejarle ir. Es un tema que debes reflexionar concienzudamente para después, no arrepentirte de la decisión que hayas tomado. Ciertamente, no todos los conciertos, y no todos los adolescentes, son iguales. Si tu hijo adolescente quiere ir a un concierto sin un adulto, aquí hay cinco preguntas que debes hacerte primero. Dependiendo de la respuesta que obtengas en cada pregunta, ¡lo tendrás bastante claro el dejarle o no ir!

¿Qué tipo de concierto es?

El tipo de música en un concierto determina el tipo de audiencia que asistirá. Si tu hijo adolescente está interesado en una banda de chicos, el público debería ser bastante dócil. Pero, un concierto de heavy metal o una banda de rock alternativo puede atraer a un público más veterano y quizás más áspero.

concierto masivo lleno de gente

Es importante que te familiarices con la música de la banda. Escucha la letra de algunas canciones y ten una idea clara sobre el tipo de mensaje que un músico o banda está enviando. Porque eso te dirá mucho sobre el tipo de concierto que será. También puedes buscar por Internet experiencias de otros usuarios en conciertos pasados de esa banda en concreto. Si la banda en sus letras de canciones envían mensajes poco saludables sobre temas sociales, entonces tendrás que pensártelo dos veces antes de permitir que tu hijo adolescente acuda a un concierto de este tipo solo con sus amigos.

También es buena idea que mires los perfiles de los músicos en sus redes sociales para ver qué tipo de cosas comparten con su público. La interacción que tengan con sus fans también puede darte una idea clara del tipo de publico que atraen a sus conciertos.

¿Cómo es el lugar del concierto?

Las salas de conciertos varían mucho en cuanto a temas de seguridad, control de multitudes y reglas de seguridad. Entra en el sitio web del lugar y revisa sus protocolos para saber si te aportan confianza o si por el contrario puede ser peligroso acudir. Fíjate en si es un lugar amplio, con o sin asientos, si permiten meter alcohol o no al recinto… Los conciertos que sirven alcohol en un lugar con pocas restricciones podrían ser una mala idea para permitir que tu hijo adolescente asista.

Ten en cuenta también la ubicación del lugar donde se va a realizar el concierto. ¿Está ubicado en un lugar accesible o tendrá dificultades para poder llegar? ¿Tendrás que esperar en un lugar cercano hasta que termine el concierto para evitar que tu hijo adolescente vuelva a casa en malas condiciones de transporte?

adolescentes y conciertos

Es importante que también tengas en cuenta si permiten que los chicos tengan el teléfono en su mochila. Algunos lugares no permiten cámaras, lo que significa que los teléfonos no están permitidos. Un lugar que no permita que tu hijo adolescente lleve un teléfono inteligente podría impedirle comunicarse antes, durante y después del concierto contigo, ¡y esto es un motivo de peligro y ansiedad!

¿Tu hijo/a adolescente es lo suficientemente maduro/a para manejar posibles problemas?

Hay muchas cosas potenciales que podrían salir mal durante un concierto. ¿sabría tu hijo/a adolescente cómo responder si una multitud comienza a salirse de control? ¿Sabría manejar una situación de emergencia, como una evacuación del evento? Es importante asegurarse de que tu adolescente tenga el conocimiento y la madurez suficiente para enfrentar los problemas sin entrar en pánico.

También es importante considerar la capacidad de tu hijo/a adolescente para resistir la presión de grupo. A veces, los conciertos ofrecen alcohol, drogas y una variedad de oportunidades para que los adolescentes tomen malas decisiones. Antes de permitir que tu hijo vaya a un concierto, tendrás que asegurarte de que es capaz de tomar buenas decisiones a pesar de la exaltación que puede provocarle poder ir a un concierto solo con sus amigos.

¿Qué amigos van al concierto con tu hijo/a?

Es importante considerar quién asistirá al concierto con tu hijo/a adolescente. ¿Confías en que los amigos de tu adolescente puedan tomar buenas decisiones? Si no es así, un concierto puede no ser un buen lugar para tu hijo/a. También es posible que quieras considerar alternativas a permitir que tu hijo adolescente asista al concierto completamente sin acompañante. Por ejemplo, ¿hay un hermano mayor o una niñera de confianza que pueda ir?

¿Podría asistir al concierto con el acuerdo de que permanecerá varias filas detrás de tu hijo adolescente? Estas opciones pueden ayudarte a sentirse más seguro acerca de la asistencia al concierto de tu hijo.

adolescentes en festivales y conciertos

¿Tu hijo/a adolescente está preparado para tener más libertad?

El comportamiento de tu hijo adolescente es el factor más importante al tomar esta decisión. La capacidad de que siga o no las reglas y de que sepa o no comportarse siendo responsable es una señal de que está listo/a (o no) para tener un poco más de libertad en cuanto a sus salidas y quedadas con los amigos.

Sin embargo, si no puedes confiar en que diga la verdad, o si no sigue tus reglas, es posible que aún no sea lo suficientemente maduro/a como para ir solo/a a un concierto. Si decides que tu adolescente no está listo/a para emprender una aventura tan grande por sí solo/a, deja claro qué comportamiento deberías ve en él/ella para que sepa cuándo podrá hacerlo. Explícale que cuando demuestre que puede manejar sus responsabilidades actuales, sabrá que podrá tener una mayor independencia.

Así que a partir de ahora en lugar de decir cosas como: “Podrás ir de concierto cuando tengas 16 años”, di algo como: “Cuando seas capaz de hacer tus cosas y ser responsable sin que nadie te lo recuerde, entonces podrás tener más responsabilidad y libertad”.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.