¿Es dañino aplicar calor sobre la barriga durante el embarazo?

mujer embarazada tomando un baño

Un baño caliente relajante no tendría por qué ser perjudicial durante el embarazo siempre que el calor se utilice de forma correcta.

¿Se puede aplicar calor sobre la barriga durante el embarazo?

Cuando estamos pensando en meternos en la bañera cubierta de agua calentita o cuando nos duele la barriga y recordamos que tenemos una bolsa de agua caliente que siempre nos había ayudado a aliviar el dolor nos viene la gran pregunta a la cabeza: ¿Podemos aplicar calor sobre la barriga cuando estamos pasando por un embarazo? La respuesta es sí, siempre que sea calor moderado y durante un tiempo limitado.

Es decir, no deben superarse los 37,7ºC y no debemos aplicar calor más de 10 minutos en el caso de agua caliente o más de 20 si hablamos de bolsas de agua o almohadas de huesos de cereza. Recordad que la temperatura corporal durante el embarazo no debería superar los 38,9ºc, ni siquiera con fiebre.

Nuestro cuerpo está en plena transformación y le prestamos mucha más atención a las señales que nos envía. Nos tomamos con más cautela las actividades que en otros momentos de la vida consideraríamos absolutamente inofensivas. De hecho dejamos de hacer muchas cosas por miedo a dañar al bebé. A veces no se trata de dejar de hacer algo si no de ajustarlo a este hermoso momento de la vida.

El calor moderado sobre la barriga nos aporta más beneficios que riesgos

Como hemos visto, durante el embarazo no tenemos por qué dejar de aplicar calor moderado sobre la barriga. Las fuentes de calor que provienen de bolsas de agua caliente, almohadas de huesos de cereza o una ducha caliente pueden tener efectos beneficiosos porque favorecen la relajación muscular. El calor permite la vasodilatación y genera un influjo de sangre en la zona tratada, reduciendo la contracción del órgano.

Para saber si la temperatura del agua es adecuada si no disponemos de un termómetro que se pueda sumergir en agua podemos hacer la prueba con el pie. Si nos podemos meter en el agua con normalidad, el agua está bien. Si tenemos que hacerlo poco a poco y de forma gradual significa que está demasiado caliente. Toca espera a que se enfríe.

Embarazada tomando un baño caliente

Que podamos relajarnos con un buen baño caliente no significa que podamos ir a la sauna ni meternos en un jacuzzi. Esta clase de calor no es moderado, es demasiado fuerte y es mejor evitarlo mientras dure el embarazo. El exceso de calor puede causar ciertas malformaciones en el bebé afectando sobre el desarrollo de la medula espinal, de la columna vertebral o el cerebro e incluso puede llegar a provocar un aborto, sobretodo en las etapas iniciales.

En cuanto a las fuentes de calor para aliviar el dolor, las mantas eléctricas suelen estar desaconsejadas durante el embarazo porque muchas de ellas tienen temperaturas más elevadas que 37,7ºC. Aun así, existen mantas eléctricas con varias temperaturas y la mínima suele ser inferior a este valor. Debemos fijarnos bien en la temperatura que usemos.

Las bolsas de agua caliente o las almohadas de huesos de cereza que se suelen usar para el dolor de barriga o de espalda no son lo suficientemente grandes como para llegar a cambiar la temperatura corporal. Se consideran seguras para el embarazo. De todas formas, es mejor limitar el tiempo y usarlas como mucho 20 minutos y repetirlo cada 4 horas.

Primer y segundo trimestre

Durante el primer y segundo trimestre del embarazo el calor local sobre la barriga ayuda a aliviar el dolor pélvico causado por pequeñas contracciones uterinas y cólicos intestinales. También puede ser útil en caso de indigestión o digestiones difíciles. Pero recordad siempre los límites de temperatura y de tiempo que os he comentado antes.

Tercer trimestre

En el tercer trimestre, en la fase prodrómica del parto cuando las contracciones ya empiezan a ser más intensas, una ducha caliente sobre el vientre tiene un efecto beneficioso porque ayuda a controlar el dolor de las contracciones iniciales y además nos relaja, cosa que se agradece en esos instantes de nervios.

Mujeres embarazadas bajo el Sol

Efecto del Sol sobre la barriga durante el embarazo

No existen riesgos relacionados con el embarazo de una mujer en cuanto a la exposición del Sol. Se puede tomar sin problema tomando las mismas precauciones que antes de estar embarazada. Es imprescindible utilizar un factor de protección medio o alto dependiendo del fototipo de piel (el color de piel), nunca menos de SFP30. Hay que evitar la exposición directa durante las horas de mayor intensidad solar, aproximadamente entre las 11 y las 16h. Los protectores solares de alta cobertura también son una solución para proteger e inhibir la formación de estrías.

Estrías y embarazo

Las estrías son una forma común de» cicatriz «cutánea. Pueden ser eritematosas lineales, violáceas (estrías rojas) o hipopigmentadas (estrías blancas). Existen factores de riesgo que pueden hacer que aparezcan estrías en nuestra piel, entre ellos el embarazo, el uso de ciertos medicamentos (por ejemplo, la cortisona, ya sea vía tópica o sistémica), algunas enfermedades (síndrome de Marfan, enfermedad de Cushing) y algunas intervenciones quirúrgicas.

Para mejorar la elasticidad de la piel y evitar que aparezcan estrías (sea cual sea el factor de riesgo causante) se debe utilizar a diario una buena crema hidratante. Hablaremos de ellas en otro artículo.

Si os ha gustado el artículo no dudéis en compartirlo con vuestras amistades. Y si tenéis cualquier duda dejad vuestra pregunta en los comentarios. Os responderemos encantadas y cuanto antes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.