¿Es necesario escolarizar a los tres años? Pros y contras de escolarizar (o no) a esta edad

El verano toca a su fin y, casi sin darte cuenta ha llegado el momento en que tu peque comienza el cole. En estos días, miles de niños han comenzado su vida escolar. Algunos por primera vez, otros con cierta experiencia por venir de una escuela infantil.

Pero en cualquier caso, los comienzos no son fáciles. Ya sea por el cambio de centro, maestros y rutina o porque siempre han estado en casa contigo, puede ser que los primeros días tu hijo no lo lleve del todo bien y, seguro que tú tampoco. Muchas familias se plantean si es realmente necesario pasar por este trago a edades tan tempranas o si, por el contrario, es posible escolarizar más tarde cuando los niños sean algo más maduros e independientes para tolerar la separación. Por eso, hoy te traemos algunas cuestiones que quizás puedan ayudarte a decidir.

Escolarizar a los tres años no es obligatorio

Lo primero que has de saber si tienes dudas sobre la escolarización de tus hijos es que no es obligatoria hasta los seis años. Es decir que tu hijo puede estar tranquilamente en casa durante toda a etapa de educación infantil sin que pase nada.

Para muchas familias no hay alternativa, pero si sois de los privilegiados que pueden elegir, lo tenéis mucho más fácil ya que si tomáis la decisión de escolarizar, siempre podéis dejar de ir al cole si la cosa no va bien. Por tanto, si vuestras circunstancias lo permiten, os podéis tomar el asunto de manera mucho más relajada.

Escolarizar a los tres años no es imprescindible

Aunque sí necesario para muchas familias. A veces, las circunstancias personales impiden conciliar vida laboral y familiar y la escuela puede suponer un pequeño desahogo.  Pero si dudas y puedes permitirtelo, es importante que sepas que a estas edades los niños aprenden mediante el juego y otras formas de aprendizaje libre. De hecho, la lectoescritura, cálculo y otras habilidades no son un objetivo obligatorio durante la etapa infantil. Lo que se suele aprender en los primeros años son los números, los colores, algunas letras, lógica matemática e introducción a la lectoescritura… . Algo que  tu hijo puede aprender tranquilamente en casa sin necesidad de la rigidez y las rutinas que supone el ir a cole.

Educar en casa tiene sus ventajas

Durante esta etapa, el aprendizaje infantil se basa, más que en la didáctica, en la adquisición de competencias y habilidades como la autonomía,  las capacidades afectivas o la comunicación. Educar en casa permite a los progenitores estar mucho más implicados en el aprendizaje de sus hijos. Además, al estar en casa, el niño recibe una atención mucho más personalizada y acorde a sus ritmos.

Como desventaja podríamos señalar el hecho de que en muchos casos, la necesidad de trabajar nos hace imposible el quedarnos en casa con nuestros hijos. Por otro lado, muchas familias se sienten limitadas a la hora de ofrecerles más estímulo a sus hijos y prefieren que sean educados por personas especializadas. Además, a veces, la escuela ofrece una diversidad de relaciones y situaciones que, en ocasiones la familia no puede ofrecer.

La socialización

Existe una idea generalizada de que los niños deben ir al cole para socializar. Y, si bien es cierto que en la escuela socializan y conocen otras realidades, también pueden hacerlo en la calle, en el parque, en la ludoteca, en reuniones con los amigos y un sin fin de situaciones más. La vida misma y el dia a dia, nos  ayudan a socializar de manera natural. Sin embargo, para muchas familias la falta de tiempo, el lugar en el que viven o la falta de recursos, hacen difícil esta socialización y la escuela suple esta necesidad.

La inmunización

Otro gran mito es el de que los niños escolarizados se inmunizan antes. Sin embargo, el sistema inmune de los niños no termina de desarrollarse hasta los 5 ó 6 años, por lo que a estas edades tan tempranas su cuerpo no está realmente preparado para defenderse de los microorganismos y enferman más.

El bienestar emocional

Para un niño de tres años, es muy duro separarse de su madre. Muchos lloran al entrar al colegio y se ven sometidos a un estrés innecesario a edades tan tempranas. En muchos colegios, hay un periodo de adaptación en el que los niños pueden ir un ratito cada día, incluso acompañados de sus familiares, pero en otros no existe esta alternativa, por lo que el comienzo se hace mucho más duro.

La escuela puede ser fuente de creatividad pero también puede limitarla

Hay colegios en los que se trabaja con pedagogías alternativas en las que se respetan los ritmos, creatividad  y capacidades de los niños. Pero en otras muchas, el sistema es bastante cuadriculado y se ciñe a cumplir unos objetivos limitando la imaginación y expresividad de los niños.

Los niños necesitan moverse

Los niños pequeños necesitan moverse, jugar, explorar y experimentar. Si bien es cierto que en muchos colegios se trabaja por equipos, proyectos y juego libre, aún quedan otros tantos que siguen manteniendo a los niños sentados durante horas haciendo fichas.

Premios y castigos

Una clase de  25 niños para una sola persona no es fácil de manejar. Por eso, algunos docentes recurren a métodos en los que se premia o castiga el comportamiento con caritas felices o tristes, silas de pensar y otros sistemas que a mi personalmente, no me parecen adecuados. Prefiero que mis hijos aprendan las cosas por que se les inculquen valores y no porque esperen u premio o tengan miedo de un castigo. Afortunadamente, hay cada vez más maestros y escuelas que abogan por otro tipo de enseñanza más respetuosa.

La obligación de quitar el pañal

En la gran mayoría de colegios, sino en todos, los niños deben ir ya sin pañal. No se tiene en cuenta el grado de madurez de cada niño y, a algunos, se les fuerza a controlar esfínteres antes de tiempo.

¿Si no escolarizo con tres años mi hijo se quedará sin plaza?

Este es otro de los grandes miedos cuando pensamos en escolarizar o no a nuestros hijos. Puede ser que se quede sin plaza en el colegio que tu quieres pero, si puedes permitirtelo, seguro que  merece la pena regalarle a tu hijo un tiempo más con nosotros en casa. Piensa además que la elección de colegio no es irreversible. Igual en el curso siguiente le dan plaza en el cole que querías o quizás el nuevo cole te sorprenda para bien. La vida escolar en muy larga y al final, la adaptación del niño depende más de las personas que le rodean que de una escuela u otra.

Si eres de las personas que se plantean si llevar a su hijos al cole o no hacerlo, verás que la decisión no es nada fácil. Nuestros propios miedos e inseguridades y la dificultad para conciliar nos genera una gran cantidad de dudas e incertidumbres sobre si estaremos haciendo bien o mal. Pero seguro, que al final la decisión que tomes, acorde a vuestras circunstancias y meditada con el corazón, seguro que es la más acertada. A todas las madres nos encantaría poder quedarnos con nuestros hijos en casa en sus primeros años, pero si no te es posible, piensa que hay docentes maravillosos y escuelas estupendas en las que tu hijo puede llegar a pasarlo muy bien y vivir experiencias inolvidables. Y si no, recuerda que siempre puedes cambiar y buscar otra alternativa más acorde a vuestras necesidades.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Familia

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.